BLOG XFV

Entradas con la etiqueta ‘VIAJE ISLAS MARQUESAS’

25 de abril de 2017

Después de haber visitado 5 veces la Polinesia, he encontrado la “otra Polinesia”, las Islas Marquesas.
Este archipiélago situado a unos 1.500 kms desde Tahiti (3h. 30 m. de vuelo) está formado por más de 10 islas, destacando Nuku Hiva y Hiva Oa.En éstas islas no hay muchas playas de arena blanca, pero si vais a encontrar paisajes abruptos, acantilados, valles profundos y una gran vegetación. Es como si estuvierais en medio de la montaña, con cascadas y ríos de agua dulce que desembocan al mar.

Sus habitantes se desplazan siempre en todo terreno o a caballo ya que son islas con muchos desniveles, donde abundan los caballos, las vacas y las cabras, además de terrenos muy fértiles para la agricultura.
En las Marquesas encontrareis los mejores Tikis y Maraes de toda la Polinesia.

NUKU HIVA
Es una isla misteriosa con múltiples valles, destacando el valle de Taipivai, múltiples cascadas algunas de hasta 350mts de altura. Se pueden organizar excursiones a pie, en 4×4, a caballo, es impresionante las vistas sobre las bahías.
Los marquesinos son los mejores creadores del pacifico, con el arte tradicional del tatuaje, de la escultura, del trabajo en madera y Nuku Hiva es exportadora de todas estas creaciones.
Muy recomendable también para los submarinistas, ya que hay gran cantidad de grutas, que atraen la abundancia de mucha fauna marina, como los delfines, tiburón martillo, mantas rayas entre otros.

HIVA OA
Es más pequeña que Nuku Hiva, pero también tiene grandes acantilados y valles, donde abundan sobre todo los caballos y las cabras.
Esta isla tiene los mayores conjuntos arqueológicos, donde se encuentran los “tikis” más grandes de la Polinesia
Es una isla de peregrinación, ya que aquí están enterrados el pintor Paul Gauguin y el cantante Jacques Brel

Experiencia personal:

El vuelo de Papeete a Nuku Hiva fueron 3h 30m mezclado con familia polinésicas y 4 turistas.

Toda una experiencia pedir un bocadillo…la azafata me plantó más de media barra de pan, imposible comérselo todo.

El aeropuerto de Nuku Hiva está en la otra punta de la isla. El traslado se hace en 4×4 por que tienes que pasar como dos puertos de montaña…increíble el contraste del océano con todas las tonalidades de verde de las montañas. Paré como 4 veces para hacer fotografías. Después del segundo puerto viene una zona totalmente plana. Es un valle plano, parece que estés en Los Pirineos, caballos, cabras.

Todo esto me chocó por que venía de las otras islas de la Polinesia donde hay arrecife de coral y arena blanca.
El traslado duró 1h. 30 m. pero el mismo traslado es una excursión a un mundo totalmente desconocido respecto a otras islas visitadas de la misma Polinesia.
Si no haces paradas, como al regreso, el traslado dura 1 h y 15m.Llegada al hotel con unas vistas fantásticas sobre la bahía de Taiohae. Primera impresión: cálida bienvenida, como estar en casa. Almuerzo buenísimo.
Tras terminar el almuerzo Charles (Nacido en la misma isla) con un 4×4 me llevó a visitar diferentes valles de la isla, lleno de plantaciones de palmeras, con las que obtienen la copra que luego exportan a Papeete. Me llevo hasta su casa y me presento a sus padres y comimos los pomelos de su casa. Increíble experiencia.
Más tarde acabamos en la bahía de Taipivai que es donde desemboca uno de los ríos y estuvimos hablando sentados con la gente que estaba en la playa. De regreso al hotel paramos en uno de los Maraes de la isla. Durante los trayectos siempre saludaba a todo el mundo, todo el mundo se conoce en Nuku Hiva y siempre se saludan.
Para la cena me dejé recomendar y probé el estofado de cabra de las Marquesas. Os lo recomiendo.
Al día siguiente me trasladaron en 4×4 hasta el aeropuerto, un traslado donde volvía a experimentar que estaba en medio de la nada. Sólo comentaros que hace 5 años era una pista forestal…se tardaba más de 3h. Ahora ellos le llaman la autopista. Gente encantadora y muy amable.
Volé de Nuku Hiva a Hiva Oa con una avioneta de 12 plazas…otro turista y 3 maories. 45m de fotos de salida y de fotos de entrada…increíble la situación del aeropuerto de Hiva Oa.
Aquí llegué y nadie me esperaba. Nos quedamos la chica del mostrador de Air Tahiti y yo.. resulta que el vuelo llegó 30m antes…yo ni me había dado cuenta.
Me vino a buscar Jean Jacques, el director y propietario del único hotel de Hiva Oa. Se presentó con un bocata de más de media barra, banana y refresco. Imposible acabarse de nuevo el bocata
Con el recorrimos por pistas forestales la Bahía de Hanaiapa, Bahía de Hanapaaoa hasta Puamau. Vistas increíbles, paisajes espectaculares teñidos de todos los verdes con el fondo del Océano. Me explicó su vida personal y como llegó a Hiva Oa…me confesó que se quedará para siempre en Hiva Oa. Gran persona, gran profesional.Llegué al hotel por la tarde y la primera impresión ya fue buena…piscinita con vista a la Bahia de Atuona. Como el hotel  de Hiva Oa, no son hoteles de lujo, son hoteles donde se respira paz, contacto con el personal y una comida buenísima.
Aquí me aconsejaron el pulpo con salsa. Ni os cuento cómo iban las rebanadas de pan.
Al día siguiente me bajaron a Atuona, que son 5 minutos en coche. Aquí visite el museo del Paul Gauguin y a continuación el museo de Jacques Brel, con su avioneta restaurada. Visita que realicé completamente sólo y luego acabé visitando la tumba de Paul Gauguin y Jacques Brel, que me chocó gratamente ya que están enterrados en el mismo cementerio que el resto de los habitantes de Hiva Oa
Al medio día me trasladaron al aeropuerto, que está a 15 minutos de la Atuona, está en el centro de la isla.
En las Islas Marquesas encontraréis una naturaleza totalmente salvaje, un contacto directo con la gente, experiencias y vivencias que sólo experimentareis cuando las visitéis.

Os las recomiendo 100 x100 y siempre con XFV

 





23 de septiembre de 2015

Bon dia Xavi,
Un cop superat el jet lag, que aquesta vegada ens ha afectat de ple, voldríem escriure dos línies que de ben segur no podran transmetre l’excel•lència del viatge que hem fet.
Polinèsia era el nostre somni i el que pot passar amb els somnis és que la realitat no els satisfaci, però en aquest cas el somni s’ha acomplert plenament. Aconsellats per tu hem visitat 5 illes fent el que podríem anomenar una degustació del que aquest enorme conjunt d’illes ens pot oferir:
Dues illes de l’Arxipèlag de les Marqueses, Nuku Hiva amb la seva exuberant vegetació que arriba ben bé a l’Oceà Pacífic, les seves restes arqueològiques i les gallines que per tot arreu circulen amb llibertat i ens despertaven a les 4 del matí. Coincidint amb la festa de la Mare de Déu d’agost vam poder viure la cerimònia religiosa on participa tot el poble, vestits de blanc i guarnits amb flors.

Hiva Oa també de les Marqueses on ens vam “trobar” amb les petjades de Paul Gauguin i de Jaques Brel i amb els tikis de pedra vestigi d’una civilització misteriosa, com de misteriós és la figura del tiki somrient amagada en mig d’una frondosa vegetació.
De l’arxipèlag de la Societat vam visitar l’illa de Huahine que en realitat són dos, Huahine Nui i Huahine Iti, rodejades per una barrera de coral que conformen una magnifica llaguna interior. Aquí les restes arqueològiques són enormes fortificacions en pedra anomenades “maraes”. En aquesta illa vam veure la primera fàbrica de perles i vam descobrir com encara avui s’utilitzen tècniques de pesca ancestrals. Ah! i vam tastar el millor gelat de vainilla del món.
Canvi d’illa i canvi de xip, de la solitud a la massificació que en un primer moment ens va fer témer el pitjor però que després, per sort nostre, no es va confirmar. Bora Bora el paradigma dels viatges de nuvis i del luxe ens va mostrar la gran riquesa del mar en una excursió magnifica que ens va permetre fer snorkeling entre els peixos de colors, les mantes , els coralls …. El primer toló que hem trepitjat i que ens va deixar bocabadats amb els colors blaus i els seus característics over-the-water , bungalows sobre pilots a la llacuna. 
I per finalitzar la nostra degustació, el toló de Rangiroa del arxipèlag de les Tuamotu on un altra vegada ens deixem sorprendre per la tranquil•litat i on vam “patir” una excursió no gaire afortunada a la Llacuna Blava perquè el temps i l’estat de la mar haurien aconsellat suspendre-la. En aquesta illa vam nadar entre els taurons que tot i que sabíem que eren inofensius ……

En començar i en finalitzar el viatge vam passar per Papeete, la capital de Taithí, on vam conèixer el seu tradicional mercat i vam sopar en les seves conegudes roulotes.

Un viatge que de ben segur no oblidarem.
Gràcies a Xavi i a tot l’equip per haver-ho fet possible.
Miquel i Imma





25 de marzo de 2013

Ia orana Xavi,
Una vez recuperados del jet lag y ya de vuelta a la normalidad te comentamos como ha ido nuestro viaje a Polinesia Francesa en febrero y marzo de este año.
Para empezar decir que ha sido un viaje estupendo y que hemos disfrutado cada minuto de los diez días que hemos pasado en las islas de la Sociedad y de las dos semanas navegando por las Marquesas en el Aranui III.
Respecto a la elección de Raiatea y Huahine como destino de nuestro primer viaje a Polinesia, en lugar de otras islas más turísticas y conocidas de la Sociedad como Bora Bora o Moorea, se debió al interés que teníamos en bucear “solos”. Y así ha sido, en las inmersiones que hemos realizado con Hemisphere Sub en Raiatea y con Pacific Blue Adventure en Huahine no hemos coincidido con ningún otro barco en los puntos de buceo y hemos sido como máximo cuatro buceadores y el divemaster. Esto unido a la cantidad de vida que hay en los pasos de las lagunas y a la presencia constante de tiburones ha sido todo un lujo.
Sobre los hoteles que nos recomendaste en estas dos islas decir que nos han encantado los dos, cada uno en su estilo. Más pequeño y familiar el Raiatea Lodge, una casa colonial rodeada por un precioso jardín y con embarcadero propio donde nos recogía el barco del club de buceo y el de la excursión a Tahaa que realizamos con Arii Moana Tours.

Lo que más hemos disfrutado han sido los deliciosos desayunos servidos en la mesa por la alegre y sonriente Rai Nui. También hemos estado muy a gusto en el nuevo Maitai Lapita Village en Huahine, algo más grande, con amplias y cómodas cabañas y muy bien situado a cinco minutos de la capital Fare, andando por la playa.
La noche del viernes que pasamos en el Tahiti Nui antes del crucero pudimos comprobar lo salvajes que pueden llegar a ser las noches del fin de semana en Papeete. Muchas gracias por cambiarnos de hotel a la vuelta del crucero. El Radisson en Arue es un hotel familiar cuyas habitaciones, con terraza, tienen unas espectaculares vistas de la puesta de sol sobre Moorea y en el que las fiestas terminan antes de las doce.
Respecto al Aranui III, buque mixto de carga y pasajeros, vale lo que cuesta. Muy bien organizado, las dos semanas de viaje cunden mucho. Se visitan las seis islas habitadas de las Marquesas en profundidad así como dos atolones de las Tuamotu (Rangiroa y Fakarava). Entre las actividades que se incluyen, además de las excursiones en las islas, se ofrecieron varias conferencias a cargo de la Doctora Sidsel Millerstrom, antropóloga de la Universidad de California, que ha estado trabajando en las Marquesas desde 1984 y que también se hizo cargo de las explicaciones en las visitas arqueológicas. Entre los servicios que ofrece el barco destacar la lavandería y el médico abordo sin cargo.
En resumen, nos ha encantado. Nos quedamos con: las lagunas de las islas de la Sociedad y el buceo en sus pasos; la espectacularidad de las bahías de las Marquesas y lo salvaje que es su interior; el ambiente del Aranui II, en el que tripulación y pasajeros compartían espacios comunes; el delicioso pescado y las frutas tropicales; y sobre todo, lo amable que es todo el mundo. Ha sido un viaje perfecto y estamos deseando volver.
Gracias por todo.
Un saludo,
Zulejka y Pedro





 
 

Xavi Fernández Viatges S.L. - B63494546 - Licencia de Agencia de Viajes mayorista y minorista. GCMD-178 IATA 782838-1
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona,Tomo 36556, Folio 200, Hoja 293597, Inscripción 1a