BLOG XFV

Entradas con la etiqueta ‘VIAJE BORA BORA’

22 de julio de 2013

Después de un mes aun seguimos teniendo nostalgia del paraiso… el cuál hemos descubierto gracias a nuestros amigos de Xavi Fernández viajes.

 

Desde el primer minuto nos habéis facilitado todo y eso, teniendo en cuenta el estrés pre-boda, se agradece infinitamente. Vuestros consejos acerca de lugares, excursiones, y un largo etcétera han sido acertadísimos. 

 

Nuestro viaje comenzó con un largo viaje desde Los Ángeles hasta Tahití. Aterrizamos en Papeete muy tempranito y allí nos estaba esperando una representante vuestra. Nos atendió maravillosamente y nos dió las tarjetas para nuestro primer destino: Moorea!

 

El hotel Sofitel es simplemente impresionante. Situado en la mejor playa de la isla e ideal para relajarse y disfrutar de muchas actividades. Nos divirtió mucho la excursión en quads por la isla, es simplemente un cañón de adrenalina. Aprovechamos una mañana para ir en ferry a Papeete y visitar el centro de la ciudad y el mercado. Allí aprovechamos para hacer las compras y poder ahorrarnos unos cuantos francos 🙂

 

Cuando pensamos que ya lo habiamos visto todo…llega nuestro segundo destino: Tahaá

 

Nosotros estamos super enamorados… pero aquí nos enamoramos aun más. Jamás pensamos que en nuestra vida ibamos a pasar 2 noches en un lugar con la Pensión Fare Pea Iti. Teníamos un Bungalow en la orilla de la laguna. Impresionante los atardeceres con la isla de Bora Bora de fondo.

En Tahaá aprovechamos para hacer una excursión al jardín de coral además de nadar con los tiburones y las mantas. Nos la organizaron en la misma pensión. Un acierto!!! Además el último día nos alquilamos una motito y nos fuimos a dar la vuelta por la isla de la vainilla donde en cada rincón se respira tranquilidad y vida.

 

El viaje acababa? no!!! aun quedaba lo mejor… Bora Bora 🙂

 

Cuando me jubile me voy a ir a vivir a Bora Bora, no se cómo, pero lo intentaré. Cuando ves Bora Bora por la tele te enamoras, cuando pasas una sola hora en Bora Bora, te enamoras para toda la vida.

Impresionante todo, el hotel Le Meridien, la excursión con vuestros colaboradores para hacer snorkeling y visitar el acuarium natural… En Bora Bora nos desmelenamos: masaje en el atardecer, tour en moto de agua por la laguna, visita a la isla…

 

Me faltan palabras para describir lo maravilloso de este viaje.

 

Muchas gracias Alicia. Muchas gracias Xavi Fernández Viajes.

 

Muchos besos

Francisco y Lidia





17 de julio de 2013

Hola Xavi! Només donar-te les gràcies per poder fer realitat un viatge tant especial com és el viatge de noces. Els dies a Nova York van ser fantàstics, però que dir de la Polinèsia.

Crec que son d’aquells destins que s’han de fer un cop a la vida perquè fins que no ho veus i ho vius no saps els que és.

L’ illa de  Moorea impressionant. Excursió amb quad per dins l’illa molt interessant i divertida i excursió amb moto d’aigua veient dofins salvatges i banyant-nos amb rayes i taurons. Molt recomanable.

I que dir de Bora-Bora i la seva laguna……..doncs que és el paradís. Ja tens prou en estar mirant el paisatge i les aigües.

En definitiva us estem molt agraïts per tot el tracte rebut i per tota la organització del viatge.

 Totes les recomanacions han estat acertades. Moltes salutacions i esperem poder repetir alguna aventura més amb vosaltres.

Montse





12 de julio de 2013

Comparteixo amb tots vosaltres unes fotos meravelloses de la Polinèsia Francesa: Moorea, Bora Bora i Rangiroa. Si desitgeu un viatge de noces inoblidable i gaudir de la naturalesa i l’harmonia de colors en el seu màxim esplendor aquest és el vostre destí. Tant Guillem com jo volem donar les gràcies al Xavi i a la seva agència per la seva atenció professional i de qualitat. Vam trobar-nos amb una incidència imprevisible a l’aeroport de París, i de seguida el Xavi va trobar la solució amb una eficàcia i eficiència espectacular. Ja des de Barcelona, i enyorant aquestes terres llunyanes et volem donar les gràcies per tot. We hope to come back soon!!!!

https://plus.google.com/photos/101723249681180998879/albums/5899449018430341617?authkey=CK2ioKSUkJG7MA

 





4 de julio de 2013

Hola Alicia,

el viatge està anant super bé, avui hem deixat Bora Bora, amb molta pena perquè realment l hotel esta en un lloc increible tot molt comode i molt guapo.

dema embarquem a l Aranui que esperem que també vagi molt bé.

Una abraçada

Mercè





22 de octubre de 2012

Hola Xavi!

Perdón por la tardanza pero con la vuelta al trabajo he ido a tope y no he podido escribirte antes.

Te mando e-mail para comentarte el viaje y así lo plasmas en el blog.
 
“Viaje de luna de miel Nueva York y Polinesia por Xavi Fernandez viajes, una combinación increíble!!!

Os aconsejo este viaje para ir en pareja, ha sido maravilloso. Mi marido y yo estamos alucinados!

Empezamos el viaje rumbo a Nueva York.
Estuvimos 4 días en el hotel Carlton, muy céntrico y bonito, estuvimos muy bien. Está muy cerce del Empire State.
El primer día comenzamos con un tour por los alrededores con la compañia que nos aconsejo XFV, estuvo genial, ya que te sitúan en la ciudad cuando solo acabas de aterrizar y eso ayuda a hacer tus planes.
Manhattan es espectacular! Las vistas desde Rockefeller Center y Empire State son impresionantes! Times Square, Zona Cero, Estatua de la Libertad, Central Park, los edificios…todo nos ha gustado muchísimo! Es digno de admirar y sin duda una ciudad que debes visitar! Y repetir! Aconsejable llevar ropa y calzado cómodo porque no paras de andar! Pero merece mucho la pena! Y sobre todo, pasear una noche por el puente de Brooklyn y contemplar las vistas del skyline de noche! Una pasada!
 
Después de estos 4 días sin descanso, nos trasladábamos al paraíso…Polinesia!!!!!! Estuvimos en Moorea, Bora Bora y Tahití. El relax estaba asegurado…Nos encantó! Los paisajes parecían postales!
Primero estuvimos en Moorea en el hotel Sofitel y precioso, las habitaciones estaban en jardines y eran muy grandes, se estaba muy bien y tranquilo, pero lo mejor era la playa del hotel! Arena blanca y aguas transparentes….una maravilla! Alli pasamos 2 noches e hicimos dos excursiones que recomiendo, las dos las reservamos desde aquí y muy bien.
La primera fue bañarnos con delfines, y si te gustan los delfines, no te puedes perder esta excursión porque estas en contacto con ellos todo el tiempo y hasta buceas! Fue una experiencia muy bonita.
También fuimos una noche a visitar las costumbres, comidas, ropa, etc… de la isla en una excursión que se llama Tiki Village, al final termina con un espectáculo típico de la Polinesia!
 
Después de Moorea fuimos rumbo a Bora Bora!!! El paraíso!!!! Nos alojamos en el hotel Sant Regis, impresionante todo! Lujo por todos lados! Si la playa del hotel de Moorea era bonita, la laguna donde estaba nuestro hotel en Bora Bora era impresionante!!!! El agua era azul turquesa e impactaba con tan solo mirarla! Estuvimos en una habitación encima del agua (over water villa) y era enorme y preciosa!

En Bora Bora también hicimos 2 excursiones. La primera fue hacer snorkeling con la compañía que tambien nos asesoró XFV, lo reservé desde aquí a través de Laura, y todo fue muy bien. Nos vinieron a buscar al hotel y nos llevaron en barco a alta mar, primero vimos ballenas, impresionaban tenerlas tan cerca! Luego tiburones! y hasta nos bañamos con ellos! Al principio daba un poco de respeto pero luego se te pasaba al ver al guía cogiéndose de la aleta del tiburón y buceando con ellos…. pensé que estaba loco! Jejeje! Se llama Fabien y la verdad que muy majo, no hacían nada los tiburones y podías verlos de cerca, fue muy chulo.
Hicimos dos últimas paradas más para ver peces tropicales y precioso, parecía que estuvieras bañándote en un aquarium!

Desde el hotel, cogimos otra excursión que fue un safari 4×4 por el interior de la isla, espectacular! Ves desde la montaña toda la isla y sus cambios de color en el agua, de azul marino a azul turquesa, y toda la vegetación de la isla, sus árboles frutales, etc… también la recomiendo.

Después de 4 noches en Bora Bora, el paraíso sin duda, fuimos rumbo a Tahití.
 
En Tahití estuvimos solo una noche para enlazar vuelos hacia Barcelona, y vuelta a la normalidad, allí ya era todo más normal, bloques, tiendas, restaurantes, puerto, etc…Aunque muy buen sitio para comprar perlas y souvenirs!
 
De las 3 islas sin duda elijo Bora Bora! Espectacular!!!
 
Aunque lo mejor de todo ha sido la organización, tanto en NY  como en Polinesia  no hemos tenido que preocuparnos por nada y todo ha sido como lo habíamos planeado, ningún retraso, ninguna pérdida… y saber que en cuanto aterrizabas en el país ya lo tenias todo hecho y no debías preocuparte por nada porque te llevaban y traían… da mucha confianza y seguridad!
 
Gracias Xavi por todo.
 
Maururu roa.
 
Un saludo.
 
Patricia y Rubén.”





21 de septiembre de 2012

Ia orana Xavi.

Como hablábamos el otro día te paso a comentar nuestras experiencias de la luna de miel.

Teníamos muchas dudas respecto a dónde ir en nuestro viaje de novios, y desde luego que en las agencias de viajes habituales no nos estaban ayudando. Hablando con un primo mío acerca de la boda, me habló de su luna de miel, y nos convencimos totalmente de ir a la Polinesia Francesa, recomendándonos la agencia Xavi Fernández Viajes, todo un acierto, ha sido todo comodidad y buen trato contigo, muchas gracias Xavi.

Como el viaje nos parecía una pesadez de horas, decidimos parar en Los Angeles un par de días a la ida y otros tantos a la  vuelta.
De Los Angeles nadie nos había hablado maravillas, pero es una ciudad que hay que visitar, por la experiencia, y para vivir la magia del cine y la televisión. Nuestro hotel estaba en pleno Downtown, donde nos atendieron de maravilla y felicitaron nuestro reciente enlace con una botella de Champán y cestita de frutas. Tras el par de días viendo Beverly Hills, Santa Monica, Venice Beach o Rodeo Drive, tocaba el fuerte del viaje, pues partíamos a Tahití.
Nuestro paso por esta isla «capital» fue un tanto anecdótico pues tan solo pasamos una noche en el Sofitel de Papete para por la mañana tomar un vuelo a Huahine. Aquí entramos en contacto con la amabilidad de estos isleños, y pudimos disfrutar de una copa escuchando música local en el bar de la piscina, un ambiente muy agradable. Nos hemos ido con pena de allí y no pasar algo de tiempo viendo la isla.

La siguiente parada era Huahine,

 isla que nos encantó, donde pasamos unos días increibles disfrutando del complejo Te Tiare Beach. Fueron todo atenciones, desde la recepción, las comidas, los traslados, e incluso a la hora del check-out, cuando se portaron fenomenal extendiendo nuestra estancia hasta enlazar con nuestro vuelo. Es sin duda el hotel que más nos gustó, con un ambiente muy familiar, que también respiramos en el resto de actividades. Por ejemplo un día hicimos un tour en barco alrededor de la isla, muy recomendable, como estar entre amigos, compartiendo coco, zumos, una comida típica de pescado crudo sentados en el agua cristalina de una playa, visitar la granja de perlas, y conocer el entorno de la isla. Otro de los días aprovechamos para dar otra vuelta en moto de agua, y fue cuando vimos por vez primera las rayas, otra gran experiencia para el recuerdo.
Ya en Bora Bora, dedicamos 4 días a disfrutar de un bungalow «over-water» del Hotel Hilton, con las impresionantes vistas a las aguas cristalinas, el lujo de todo el resort, y su SPA en lo alto de la colina, en el que pasamos unas horas de cuidados y relax. Sí es cierto que en esta isla hay mucho más turista, aunque a nosotros no nos pareció excesivo en absoluto, además se nota que la oferta de actividades y entretenimientos es muy superior. La salida para hacer snorkel en los corales, nadando en busca de mantas, o incluso tocar las rayas, así como montar en «aquabike» hicieron redonda nuestra estancia en esta isla paradisíaca.
De vuelta a L.A. pasamos un día soleado en Disneyland, disfrutando como críos de sus espectáculos, atracciones en este lugar tan mágico.

Ya solo quedaba enfrentarse a los últimos vuelos, y el peor sindrome postvacacional que he tenido nunca, pues el viaje ha sido un sueño hecho realidad, y no queríamos volver ninguno de los dos.

Muchas gracias por todo, un saludo.
Andoni





17 de septiembre de 2012

Hola Xavi!

De vuelta al mundo real, a la rutina y al trabajo… Hacer éste escrito a lo mejor me supone una depresión post-vacacional, pues recordar el paraíso dónde hemos estado durante 15 días…. uufff!! impresionante!!

Nuestro viaje empezó unos meses antes cuando decidimos que nos queríamos casar en una playa recóndita, y que mejor sitio que la Polinesia?! Ése sería nuestro destino.
Después de consultar una agencia “cualquiera” y no quedar nada contentos, encontramos la agencia Xavi Fernández Viajes, dónde además de recibir un trato exquisito, nos asesoraron muy bien respondiendo dudas y cuestiones que nos surgían sobre las islas, actividades, etc. Y por si fuera poco, no tienes que preocuparte de nada, pues lo tienen todo controlado, desde los billetes de avión, pasando por los transportes del aeropuerto a los hoteles, hasta un contacto allí que nada más llegar te ayuda y explica todo lo que necesitas saber!

Reconocemos que las horas de vuelo son muchas, te cansas, pero merece la pena!!!!
Nada mas llegar a Papeete una persona nos estaba esperando con dos maravillosos collares de flores, nos trasladó al hotel donde íbamos a pasar una sola noche, necesitábamos dormir en una cama antes de emprender nuestro “tour” por tres de las islas más maravillosas que hemos estado.

Huahine:

En el Hotel Maitai Lapita, muy muy muy recomendable! Es un hotel muy nuevo, no disponen de habitaciones over water, pero si “over lake”. El sitio es espectacular, igual que el trato recibido por el personal, muy agradable y atento.
La isla es preciosa, todo virgen, en una de las excursiones tienes opción de bañarte con tiburones, algo que personalmente nos alucinó, es una experiencia inolvidable.

 

Tahaa’a:

Nuestra segunda isla, dónde pasamos 3 noches en la pensión Fare Pea Iti, un sitio muy familiar en el que el trato por parte de Brigitte y su personal es muy bueno.
La isla es mas pequeña que Huahine, nosotros la disfrutamos mucho, un día hicimos una excursión caminando, otro día cogimos una bicicleta (gratuitas en la pensión), etc.
El snoorkeling en ésta isla es espectacular!! muchos peces de colores entre los que nadas con total normalidad por la barrera de coral.

Lo más…. las mantas!!! bañarte con ellas, darles de comer, … genial!

 

 

Bora-Bora:

Y por fin llegamos a la que dicen que es la laguna más espectacular del mundo, dónde realizamos nuestra boda intima.
Nosotros nos hospedamos en el hotel Le Meridien. Muy buen hotel, gran servicio y unas vistas alucinantes, con los bungalows hacia el monte Otemanu y un mar turquesa transparente e infinito en el que tus ojos se maravillan con la belleza salvaje. Éste hotel cuenta con un centro de recuperación de tortugas, y cada día puedes ver cómo les dan de comer, explican cosas sobre ellas y sobre el centro.
Merece la pena hacer la excursión con la empresa recomendada, en ella podrás observar mantas rayas, que llegan a medir hasta cuatro metros. La excursión del safari 4×4 también está muy bien, el guía te lleva a puntos estratégicos dónde puedes visionar unos paisajes increíbles.

Dicho ésto, lo único y más importante que nos queda por decir, es la gran sonrisa con la que te reciben los Tahitianos, siempre amables, siempre un “ia orana”, siempre un “no te preocupes, disfruta”… y eso es lo que hicimos! Adaptarnos al ritmo de vida que allí tienen, relajarnos y disfrutar de éste super viaje a ése sitio tan paradisíaco.

Gràcies Xavier per fer realitat el nostre somni.

Victor y Laia.





22 de agosto de 2012

Buenos días Xavi,

Vuelta al trabajo de forma sería, y creo que es ahora cuando mejor se puede valorar las «pedazo» de vacaciones que hemos tenido este año alejados de la realidad diaria y del infierno de calor que ha estado haciendo por España.

La verdad es que no es fácil resumir la experiencia en unas líneas, pero intentaremos hacer lo que se pueda… 😉

» Cuando decidimos escoger el destino de la Polinesia para las vacaciones de este año, pensamos en buscar los servicios de una agencia especializada. Llevábamos 3 años analizando  la posibilidad de ir, y este año nos habíamos decidido que era el año. Sin duda, no queríamos dejar en manos de cualquier agencia

Para ubicarnos un poco, entramos en la web para investigar, y llegamos a la página de una agencia. Se trataba de la vuestra. La página de un tal » Xavi Fernández» que ofrecía los servicios habituales de una agencia de viajes, pero que a diferencia del resto, contaba con una clara especialización en viajes a la Polinesia, y un carácter personal que trasmitía una anónima garantía de éxito que asomaba ya desde la misma página.

Nuestra primera visita a la agencia confirmó todas las sospechas. El trato fue inmejorable y desde el principio, contamos con la comprensión total de nuestras necesidades. Delante de nosotros, Xavi, tomaba medidas del viaje para después tejer nuestras vacaciones a medida. Su profundo conocimiento del destino le permitía diseñar con mimo un itinerario a la altura de nuestras expectativas.

A partir de la primera visita fue todo muy fácil. Una escala en Nueva York en el hotel Mela, muy recomendable por confort y ubicación, y después, el paraíso.

Un par de semanas antes de irnos, quedamos para recoger toda la documentación. La recogida de billetes habitual se convierte en esta agencia en un ritual. Explicación completa de la documentación del viaje, y explicación completa de los más pequeños detalles que consiguen hacer de estas vacaciones un plan perfecto. No faltaron los consejos, las recomendaciones, ect… Sin duda, Xavi, trató de trasmitirnos toda aquella experiencia acumulada con los años para asegurarse de que el viaje fuera especial.

Una llamada antes de partir para asegurarse de que estaba todo listo, y comenzó el viaje….

Como comentaba, primera parada en  Nueva York. Es una ciudad que conocemos ya bien, pero a la que podríamos ir todos lo años. El hotel Mela cubrió todas nuestras expectativas. Su excelente ubicación, entre la 5ª y Times Square,  permite disfrutar de la  ciudad, y sus excelentes habitaciones y servicio, se encargan de que el descanso este asegurado.

Pasados las 3 primeras noches, cogimos un vuelo hasta Los Ángeles, y otro desde LA hasta Papeete, capital de Tahiti, donde tuvimos que hacer una noche antes de volar a Moorea, nuestro primer destino en la Polinesia Francesa. A la llegada a Papeete nos esperaba la agencia encargada de organizar toda la estancia en Polinesia. Recibimiento con collar de flores y entrega de toda la documentación de estancias, desplazamiento con hoteles, ect… Comenzamos a entender la hospitalidad de esta gente. El trato fue inmejorable.

En Papeete hicimos noche en el hotel Sofitel. Lo mejor, la ubicación. frente al mar y cerca del aeropuerto para no tener que madrugar demasiado al día siguiente. El trato es muy bueno, pero las habitaciones son más justas. En definitiva era sólo para una noche…

Al día siguiente volamos hacia Moorea. El mejor hotel de la isla. El hotel Sofitel. La playa más larga y bonita y una estancia perfecta. En este hotel nos decantamos por el bungalow beach lujo que se sitúa en primera línea. Lujo frente a  la playa y vistas constantes al mar para disfrutar de la luz a todas las horas del día.

Siguiendo el  buen consejo de Xavi, contratamos 2 excursiones. Los quads para visitar la isla y disfrutar de las vistas desde la tierra y las motos acuáticas para conocer la laguna y disfrutar de la isla desde otro punto de vista. Hacer Snorkel con rayas y tiburones de coral fue uno de los grandes momentos a recordar de la excursión.. Muy recomendables las dos, ya que ofrecen una visión completa de la isla y e intercalan algo de actividad entre el descanso de las tumbonas, la piscina, y el sol.

4 noches después, volamos hacia Borabora. El hotel 4 Season se encargó de hacer las delicias en de la estancia. Lujo, trato excelente y unas magníficas instalaciones, permiten disfrutar de una isla que cuenta con una de las lagunas más increíbles de la Polineisa. El Bungalow over water con vistas lagoon  view  es de ensueño. Una residenia con todas las comodidades imaginables y no imaginables.

Aquí contratamos una actividad también de Snorkel para conocer la laguna. Una excelente actividad de la mano de Laura y Chistophe que se encargaron de que la experiencia fuera inmejorable. Su experiencia, dedicación y mimo por los clientes y el medio ambiente hacen sin duda de la actividad, una experiencia inigualable y muy recomendable.

Sin duda ha sido un viaje perfecto.

Xavi, no sé que hubiéramos hecho sin tu ayuda a tres semanas de irnos. Recuerdas ? 😉

Muchas gracias por todo y Mauruuru Roa.

Un Abrazo Julio





17 de julio de 2012

Hola Xavi,

¿Qué tal todo?

Nosotros ya estamos de vuelta a la dura realidad. El viaje ha sido fantástico, nos ha gustado mucho Polinesia, así que cuando ahorremos lo suficiente volvemos jeje!

Aunque ya hablaste con Jorge, te comento que en general todo ha salido muy bien: la coordinación para los traslados fenomenal a pesar de que nos cambiaron casi todos los horarios de los vuelos (siempre nos avisaron con antelación), la combinación de visitar Moorea, el Motu en Taha’a y Bora Bora nos gustó mucho, la excursión de snorkling en Bora Bora fue uno de los highlights del viaje. También hicimos una de quads en Moorea que fue muy interesante, yo lo recomendaría 100×100.

En cuanto a los hoteles: preciosos con un enclave maravilloso. Sí que tenemos algunos comentarios negativos en cuanto al Hilton. He escrito nuestra opinión en Tripadvisor: pero el resumen es que es un hotel con unas instalaciones maravillosas y unos OWB increíbles, pero con una gestión pobre, además de lo desagradable que es que desaparezcan cosas de la habitación aunque sean de poco valor (unas chanclas rojas de marca de Jorge y una loción corporal también de marca mía). Te envío el link de nuestro comentario por si quieres echarle un vistazo.
https://www.tripadvisor.com.sg/ShowUserReviews-g311415-d304568-r132940082-Hilton_Bora_Bora_Nui_Resort_Spa-Bora_Bora_Society_Islands.html (nickname NEG_01)

Muchas gracias por todo, un abrazo,
Nuria

En XFV hemos buscado respuesta por parte de la direccion del hotel Hilton y aqui esta, decir que es la primera vez que nos pasa y que jamas habiamos tenido ningun problema. Sabemos que ha sido una excepción y es por ello que seguiremos colaborando con este hotel, pero nos gusta dar una respuesta final a nuestros clientes y  es por ello que aunque tarde al final la hemos conseguido.

RESPUESTA DEL DIRECTOR DEL HOTEL HILTON

Dear Xavi,

I am sincerely disappointed to read about the disagreement Mr Simarro  experienced while staying with us,

I have personally once more double checked our lost items log and was not able to find any record of the items,

I am not doubting what Mr. Simarro is saying and would be willing to recredit his credit card if you could provide me with the value of the missing personal belongings,

We sincerely apologize as it is unacceptable, but would like to convince you that this is an unusual, isolated case,

We account for more than 25 000 occupied rooms per year and certify you that this incident is definitely not the rule,

French Polynesia still remains one of the safest place on earth in terms of theft, criminality or terrorist issues,

In regards to the interns, I confirm that we are working with seven of them coming from France,

It is part of our mission statement to propose to some young hoteliers to “enter the business” but we are always careful about proportion.

We have seven interns for 200 employees at the present time, please trust the fact that they are not in charge of the place.

I still would like to apologize if there was some misunderstanding that should not take place in our resort,

Best Regards,

 

Sebastien Maingourd
Directeur General / General Manager





7 de mayo de 2012

Hola Xavier,

Todo empezó el sábado 31 de marzo cuando nos casamos Ana y yo. Al día siguiente preparando nuestras maletas nos faltó tiempo para dormir ya que el 2 de abril a las 7h de la mañana embarcábamos en Valencia dirección París, llegando esa tarde a nuestra primera parada de la luna de miel: San Francisco. Nada más aterrizar buscamos un shuttle que nos llevara a la que sería nuestra residencia durante los próximos 3 días, el King George Hotel. Al estar muy cerca de Union Square nos permitía ir de compras a las 21h, tomar multitud de transporte público o comer en lugares variados, aunque había gran número de vagabundos por la calle, pero la mayoría pacíficos. El hotel posee un aire típico “inglés”, estilo retro, es un poco viejo y la habitación un poco estrecha, pero la gente de recepción muy amable y además posee Internet gratis y veloz en la recepción las 24h. Al lado teníamos un sitio típico yanqui sobre todo para desayunar (Lori’s Diner). La ciudad es maravillosa, agradable para caminar y con gran cantidad de lugares que visitar (Pier 39, Golden Gate, Lombard st, Mission Dolores, Chinatown, Cable car, Castro,…). Nosotros a parte de recorrer muchos de los lugares importantes de la ciudad fuimos a Alcatraz, Muir Woods y Sausalito.

La siguiente parada fue Las Vegas. Tras tomar un shuttle fuimos a nuestro hotel, el Paris Las Vegas, con su Torre Eiffel, su Arco del Triunfo y otras réplicas de monumentos típicos de la Ciudad de la Luz. El hotel estaba muy bien, comparado con otros que pudimos ver, con su típico casino abierto a todo el público en la planta baja, la recepción nos costó encontrarla de tantas tragaperras y ruletas que había. La habitación era enorme, agradable y llena de comodidades, es decir, como las de las películas. Es llamativo recorrer el Strip y ver la cantidad de turistas que recorre este gran parque temático en busca de fiesta, muchos con mega-vasos con alcohol y otros disfrazados en plan despedida. Al mismo tiempo, hay una gente peculiar en las aceras que reparte diariamente miles de tarjetas de “señoritas”, sin fijarse si los hombres van solos o acompañados. Es recomendable comprar un billete de bus de 24h (7$) y así recorrer la ciudad parando donde interese y volviendo a subir. Puedes entrar en hoteles míticos y ver su planta baja hecha casino, ir a los outlets que hay en el extremo norte y sur, visitar el Stratosphere o el Fremont Experience. Para comer hay muchos sitios buenos pero caros, por eso recomiendo el Denny’s, es barato, la comida es energética y te salva de un apuro a la hora que sea. A los pies del Stratosphere hay varias capillas, así que nosotros decidimos casarnos otra vez pero de Elvis y Marilyn respectivamente, en la Hollywood Wedding Chapel, la regenta una señora asiática con varias ayudantes hispanas muy amables. El reverendo en medio inglés y español ofició la ceremonia que acabamos, como no, a ritmo de Elvis. El plato fuerte fue la excursión al Gran Cañón en helicóptero con la empresa Papillon, recorrimos esta obra natural, parte del río Colorado y, de vuelta, sobrevolamos Las Vegas. Una experiencia imborrable con un piloto muy simpático.

Al tercer día dejamos la ciudad del pecado, hicimos una parada técnica en Los Angeles y llegamos a Papeete. Lo malo fue que aterrizamos a las 4h de la mañana, tras 8h de vuelo, y la avioneta a Moorea no salía hasta las 9h. Demasiadas horas. El calor y el cansancio eran considerables, así que dormí un buen rato en el banco de madera que hay al lado de la zona de embarque. En el aeropuerto nos recibió amigablemente con un collar de flores una persona de vuestro corresponsal, nos entregó información y los billetes de avión entre islas, agua y un obsequio.

 El vuelo a Moorea fueron 25 minutos, nos recogieron y nos llevaron al Hotel Sofitel sobre las 10h. Primero no nos encontraban en la lista de clientes, mientras lo solucionaban nos atendió Agatha, hablaba francés pero también algo de español, nos comentó todo lo referente al hotel y a nuestra estancia, fue muy amable y respondió a todas nuestras preguntas. La sorpresa fue que al acabar la charla nos cambiaron el bungalow garden por un over-water del extremo, sin darnos muchas explicaciones pero para alegría nuestra. A parte de este hecho tan inesperado, me sorprendió gratamente este hotel por la amabilidad de la gente, la buena cocina de sus restaurantes y la fantástica playa, que dicen que es la mejor de la isla. Su fondo marino era tan amplio que haciendo snorkel muchas veces perdía de vista nuestro over-water y además la vida submarina era variadísima. Y el over-water, sin palabras, como el de los reportajes: con su cristal en el suelo, la terraza mirando Papeete, la escalera para entrar al mar y muchas más cosas. La siguiente mañana hicimos una excursión de 4h en quad por el interior de la isla con Dammon ATV. El dueño que es nativo, nos ilustró mucho y lo pasamos en grande, además de descargar mucha adrenalina por caminos casi imposibles.

Al tercer día salimos en avioneta hacia Bora Bora, allí la laguna es más hermosa que la de Moorea, que ya es difícil. Del aeropuerto al motu donde está nuestro hotel, Hilton Bora Nui, fuimos en un barco del mismo hotel. Es de los mejores hoteles de la isla con multitud de facilidades y actividades. La comida es buena y se respira mucha tranquilidad (al menos ahora en temporada baja), tanto que por la noche andas sin cruzarte con casi nadie. Nuestro over-water (de más de 90m2) era aún más increíble que el anterior: 2 TVs, superterraza, el baño con ducha y bañera separadas, comedor,…el lujo hecho realidad. Teníamos el 326, estaba lejos de recepción y a pie eran 10 minutos bajo el sol, pero si tenías suerte te podían llevar en coche eléctrico. Lo malo que delante del over-water había bastante profundidad y no era fácil llegar al fondo a pulmón, además, a unos 20 metros de distancia había un cable que impedía ir más allá porque navegaban vehículos a motor y era peligroso. Es decir, me decepcionó un poco porque tenías menos libertad de movimiento que en Moorea (yo pensaba que era al revés), y no podías alejarte de tu cabaña a no ser que fueras bordeando a tus vecinos, privándoles de la intimidad deseada. La mañana siguiente hicimos snorkel en 4 puntos de la laguna con la compañía Reef Discovery, nuestro guía fue muy didáctico y paciente, y la experiencia divertida y emocionante. Otro día fuimos a Vaitape con el barco del hotel, no hay mucho que ver pero hay un supermercado en el que comprar cualquier cosa, y más barato que en el hotel. Pasaron las 4 noches y tristemente dejamos el paraíso, no sin antes recibir el collar de conchas que entregan cada vez que abandonas una isla. La avioneta nos llevó de nuevo a Papeete, nos esperaba la persona de vuestro corresponsal que nos dejó en el Hotel Tahití Nui. Es muy moderno y funcional, aunque no es de playa. Fuimos al mercado a hacer unas compras, luego a nadar en la piscina del hotel y finalmente a cenar en las típicas roulottes, aunque la mayoría de ellas son de los chinos. El ambiente es amigable, como de fiesta de pueblo, se cena bien de precio a elegir entre pizzas, crepes, asado, pescado o comida china. Al acabar la cena, salimos de la zona de roulottes hacia la izquierda de la carretera, pero allá al final no se veía buen ambiente y regresamos al hotel. El último día salimos del hotel a las 5h de la mañana para tomar el avión a Los Angeles, de aquí a París para acabar en Valencia. ¡En total 27 horas entre vuelos y esperas! Es el precio que hay que pagar por ir a estos lugares de ensueño.

En definitiva, este viaje salió redondo y será una experiencia de la que toda la vida recordaremos con enorme nostalgia. Gracias Xavier por tus consejos y tu ayuda en todo momento.

Atentamente,

Ricardo C.





 
 

Xavi Fernández Viatges S.L. - B63494546 - Licencia de Agencia de Viajes mayorista y minorista. GCMD-178 IATA 782838-1
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona,Tomo 36556, Folio 200, Hoja 293597, Inscripción 1a