BLOG XFV

Entradas con la etiqueta ‘OSAKA’

10 de enero de 2011

Hola Christian,
te envío lo que ha escrito Alberto sobre nuestro viaje a Japón, para que lo colguéis en vuestra web. Hace un montón que Lourdes me pidió que escribiéramos algo… Más vale tarde que nunca.
Este año toca Canadá. Ja parlarem.
Un saludo.

Nacho

Japón no es como te imaginas: es más. Está más lejos, es más grande, hay más gente, más cosas, más cosas que comprar y más aún, si cabe, que comer. Es todo tan más (más grande, más alto, más variado, más incomprensible) que al principio llega a saturar. La distancia, en kilómetros, en horas de vuelo y en todo, que separa Barcelona de Osaka es enorme y el salto es brusco. Una vez allí, enseguida entiendes a los japoneses que circulan como zombies por el Paseo de Gracia o la Gran Vía madrileña: probablemente acaban de llegar y aún están intentando asimilar las cosas tan raras que hacemos, decimos (más bien gritamos) y comemos los españoles. Dales un par de días, eso sí, y verás como veneran la tortilla de patatas. Dales también un par de días a estos dos españolitos en Osaka, e igualmente comprobarás cómo empiezan a sentirse cómodos con los delirantes problemas de comunicación (los japoneses todos hablan inglés: MITO) la apabullante cantidad de comida permanentemente disponible (la gastronomía japonesa es monótona: MITO) o a sentirse los únicos occidentales en cien kilómetros a la redonda.
Sólo hace falta superar ese primer shock para empezar a disfrutar de un país que expone abiertamente muchas de sus contradicciones. Arquitectura milenaria junto a construcciones hipermodernas, edificios exquisitos y minimalistas que conviven con abigarrados bazares donde todo es posible (o comprable, más bien) o delicados bocados compartiendo menú con mastodónticas piezas de carne rebozada. Y, sin embargo, todo parece ocupar el sitio correcto, realizar la función adecuada, contribuir a un mecanismo complicadísimo y exótico que uno sabe que nunca terminará de entender. Porque como extranjero todo lo que ves te parece compacto (pues todo es, al fin y al cabo, japonés) pero a la vez increíblemente variado, y gracias a unos trenes rápidos y eficientes como ninguno (la puntualidad de los trenes japoneses roza lo enfermizo: REALIDAD) uno pasa en pocas horas de los templos de Kyoto a un sofisticado hotel tradicional en la falda del monte Fuji,  de ahí al fabuloso abigarramiento de Tokio, y ya dentro de la megalópolis, del París alternativo y futurista de Omotesando a la fantasía Blade Runner de Akihabara, de la divertidísima utopía consumista de Odaiba a los icónicos neones de Ginza, y de un restaurante francés con 3 estrellas Michelín a los infinitos puestos de comida para llevar de cualquiera de los grandes almacenes que dominan la vida comercial tokiota. Por un lado, luces, música, rascacielos, muñequitos de colores, adolescentes que parecen sacados de un manga, fresquísimo sushi despachado a precios irrisorios, gigantescas boutiques de lujo, gente y más gente. Por otro, montañas, bosques, tranquilidad, tradiciones basadas en la calma, menús de decenas de platos, servidos (y posiblemente también cocinados) con estudiada coreografía, suelos de tatami y paredes de papel de arroz. Todo a golpe de tren bala: la majestuosidad de los templos de Kyoto, la enloquecida vida comercial de Osaka, la armonía (¡y la carne de ternera wagyu!) de Takayama y, por encima de todo, Tokio, con su interminable catálogo de todo y más, siempre más.


Alberto





 
 

Xavi Fernández Viatges S.L. - B63494546 - Licencia de Agencia de Viajes mayorista y minorista. GCMD-178 IATA 782838-1
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona,Tomo 36556, Folio 200, Hoja 293597, Inscripción 1a