BLOG XFV

Entradas con la etiqueta ‘boda en polinesia’

10 de noviembre de 2014

Topdive lanza en exclusiva su Ceremonia de Boda Acuática en Bora Bora.

Lo nunca visto en Polinesia, intercambiar promesas sumergidos a 4 metros de profundidad con un fondo acuático de ensueño… Rodeados de turquesa en una capilla acuática, provistos de trajes de buzo blancos y auriculares, ¡para convertir este momento señalado en original e inolvidable!
En un estuche de nácar grabado, recibirá dos alianzas de nácar para intercambiarse en una boda o renovación de promesas oficiada por un maestro de ceremonias polinesio ataviado para la ocasión… la sensación de vacío o pureza subacúatica adquiere todo su sentido… ¡Como es difícil de explicar, mejor mirar el video!
https://www.youtube.com/watch?v=EE5ak4D0j1Q&feature=youtu.be
Hay dos fórmulas para este acontecimiento, pero las dos comprenden 25 minutos de inmersión:
– la fórmula de medio día incluye la ceremonia y los accesorios gratuitos, una botella de champán y un vídeo de la ceremonia
– la fórmula del día entero incluye además un almuerzo y una sesión de fotos en un motu (entrega de 100 fotos digitales)
Con esta propuesta  ampliamos nuestra oferta de ceremonias de boda fuera del hotel, muy apreciada por los novios que buscan autenticidad y originalidad.

Oferta especial de lanzamiento: -25% para bodas reservadas antes del 31 de diciembre de 2014 y celebrado antes del 30 de junio de 2015!

Mas información en XFV.

 

 

 





20 de septiembre de 2013

Hace ahora un año, Amalia y yo nos pusimos a buscar una idea original con la idea de casarnos, y rápidamente se nos antojo una pequeña locura: Y si lo hiciéramos al otro lado del planeta? Nos atrevemos a hacerlo en un paraíso terrenal como es la Polinesia?

Buscando entre varias agencias especializadas de Francia y Madrid, no terminamos de entendernos con lo que nos proponían, imposición de rutas, precios abusivos… seguimos buscando hasta entrar en contacto con Xavi Fernandez Viajes.

Era aquí mismo, en Barcelona!. Cogimos cita y Xavi en persona nos recibió en su oficina. En ese primer contacto entramos en confianza y supimos que aquí empezaría a coger forma nuestra idea. Después de varios contactos, consejos, llamadas y cambios, logramos planificar con la máxima facilidad nuestro viaje, exactamente como lo queríamos.

   Ahora nuestro sueño ya se ha realizado, y ha sido todo un éxito!

Un viaje de 15 días alucinante, que empezó el día 1 de septiembre con ese tramite obligatorio; mas de 17mil km. de avión.

Nada mas llegar a destino nos hicimos las primeras fotos donde quedan reflejados el cansancio y la paliza de tantas horas de viaje. Pero eso pronto se olvida gracias al recibimiento con música (pese a ser las 22h local), collares de flores y traslado a nuestro primer hotel, el Intercontinental Tahiti, para 2 noches de descanso y adaptación por el jetlag.

 El hotel, precioso! Piscinas y jardines muy cuidados, personal de primera…. Un buffet de desayuno descomunal, como casi todos los de los hoteles visitados aquí, pero este con mas variedad que ningún otro. Aprovechamos el día intermedio para hacer algunas compras por el entorno del famoso mercado de Papeete, y luego una pequeña excursión en 4×4 para visitar el interior de la isla, sus montañas y cascadas.

 

Segunda escala, y acercándose el motivo primero de nuestro viaje en Polinesia: Moorea hotel Hilton y… nuestra tan esperada Boda polinesica en el Tiki Village, un»mariage royale»!

Allí es donde nuestros recuerdos quedaran mas grabados. El hotel Hilton en si es una autentica pasada! Su piscina parece hecha con cristalitos, todos los bungalows que están en el jardín también tienen piscina privada, El mar lleno de arrecifes coralinos, es un foco de vida, peces de colorines por todos sitios y tiburones merodeando cerca de los puntos de luz al anochecer.

Es un privilegio el estar buceando, ojos gran abiertos, o paseando despacito con las piraguas de uso libre que ofrecen gratuitamente. El personal del hotel, siempre atento, te llena de detallitos y sorpresas; cocteles de bienvenida, toallitas frescas y perfumadas para refrescarnos del calor, decoración floral encima de la cama… las sonrisas y la amabilidad es algo constante y al principio sorprendente, pero rápidamente uno se acostumbra a ser igual, es una mezcla de educación y felicidad.

El saludo «ia orana», sonrisa puesta, se repite 50 veces al día. Coincidió la estancia con nuestros respectivos cumpleaños. Que agradable es entrar al bungalow a media mañana y… sorpresa! Una felicitación acompañada de una botella de champagne!

Por mucho que se busque, no es posible encontrarle un defecto a este hotel y a su personal tan atento y sonriente, trabajador y discreto a la vez.

Momentos de emoción, momentos mágicos fueron los que vivimos el día 4. El día de nuestra boda! Desde las 9h empezó la preparación.

Mi mujer Amalia dejándose llevar por la peluquera y la maquilladora, los dos fotógrafos Jean-Philippe y Christophe animándonos aun mas con sus sonrisas comunicativas…

Nos hicimos una sesión de shotting como llaman ellos para inmortalizar nuestra felicidad en los alrededores del hotel, antes de que nos viniese a buscar Tioni, polinesio imponente, agradable e increíblemente espabilado con sus 21 años. A los 5 minutos de conocerle parecía que lo conocíamos de toda la vida. Sería luego nuestro interprete durante la boda ya que hablaba multitud de idiomas y de forma impecable!.

Una boda perfecta, llena de felicidad y emoción, que empezó a las 2 y se alargo hasta las 10 de la noche, ya que luego estábamos invitados a la cena que organizaban y a ver el show de bailes con fuego. En el Tiki Village, nos adentramos realmente en la cultura y costumbres de los antiguos polinesios. Un sitio recomendable para quien le guste o quiera conocer la cultura y costumbres ancestrales.

Después de tres días de felicidad nos cambiamos de isla, para visitar la isla de la vahinilla, «Taha». Traslados impecables gracias a la magnifica organización que reina en todas las islas, taxis, vuelos internos, barcos… Te cogen, te llevan, se ocupan de las maletas… todo lo tienen controlado, y no hay que preocuparse de nada mas que de disfrutar de las vistas, el tiempo, la brisa agradable, el amor…   Taha´a private island, hotel de mucho renombre, donde mucho quieren hacer, pero después de lo vivido en Moorea, todo nos pareció inferior. A pesar de tener un impecable bungalow sobre el agua, pasamos dos días de transición, sintiéndonos bastante aislados por ser una isla privada (motu), la comida excesivamente onerosa y sin posibilidad de otra alternativa.

Transición que nos llevo a la perla del pacifico, Bora Bora!   Lo primero nada mas llegar, se te queda cara de tonto! Esa laguna… tanta belleza… esos colores… Es real? Una cosa son las fotos, pero verlo en la realidad es realmente impactante. La isla y la laguna mas bella del planeta! Como dijo mi dulce Amalia «cuando ves lo bonito que es, te entran ganas de llorar!» Otro collar de flores, te meten en un barco a todo lujo, toallas húmedas perfumadas, copita y directo al hotel (nada mas y nada menos que el Four Seasons), navegando en las aguas transparentes de esa magnifica laguna.

Al llegar creo que nos confundieron con los reyes de algún país importante, ya que así fue como nos trataron durante los 5 días que estuvimos, como auténticos reyes! El four seasons, un complejo impresionante, todo limpio, creo que con mas empleados que capacidad de clientes, y todos dedicados a ti. A la que te exclamas porque ves peces tropicales al lado de tu bungalow, si tienes un empleado cerca de ti tienes que pararlo porque sino te llama el servicio de habitaciones para que tengas pan para dar de comer a los pececillos, y a la que se te cae una gota de sudor te dan un vaso de agua lleno de hielo sin tener que pedirlo!

La estancia fue impecable, no te hartas de nadar por todos sitios, con todo tipo de peces, amarillos, verdes, azules, nemos, rayas manta… incluso en una excursión tuve una oportunidad única; Con el barco nos acercamos a dos ballenas de 8 y 18 metros, impresionantes, y me tire a nadar a su lado durante unos 20 minutos.   Finalizamos el fabuloso viaje con un regreso partido en dos, haciendo escala de un día en Los Angeles para hacer mas llevadera la vuelta a nuestra pequeña Tarragona. Regreso no deseado, claro esta, pero obligado.

Gracias al excelente trabajo realizado por el equipo de Xavi Fernández Viajes, y a la inigualable felicidad comunicativa de toda la gente que vive y trabaja en estas islas, nos quedara un excelente recuerdo y unas ganas locas de volver algún día, nunca se sabe…

Amalia y Arnaud





 
 

Xavi Fernández Viatges S.L. - B63494546 - Licencia de Agencia de Viajes mayorista y minorista. GCMD-178 IATA 782838-1
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona,Tomo 36556, Folio 200, Hoja 293597, Inscripción 1a