BLOG XFV

Entradas con la etiqueta ‘ASPEN’

9 de marzo de 2009

Jueves 19, último día de esquí…

En Vail, nos levantamos con la moral bien alta después de bajar las pendientes de Aspen el día anterior, y salimos mas prontito que nunca ante la previsión de excelente día de esquí.

Disfrutamos de lo lindo de la amplias laderas de la estación, nos internamos en sus bosques, en una de las bajadas paramos a filmar, y durante todo el rato que duró la película, sólo un surfero trazó unas curvas en esa zona de bosque, estábamos como en un bosque encantado sin gente.
Volvimos a trazar algunos giros en nieve polvo virgen que no nos exigía ningún esfuerzo. Esfuerzo es el que tuve que hacer para seguir el ritmo de Lidia y Pere que en cuanto parábamos a recuperar el aliento por encima de los 3mil metros ya me estaban preguntando por donde seguíamos! Je, je
Y esfuerzo es el que tuve que hacer para aguantar toda la bajada de cima de Aspen del día anterior sin ninguna parada de recuperación junto a Jordi.
A pesar del intenso sol, también el frío era mas fuerte este día así que la sopa de la comida nos sentó de maravilla. Tambien las gafas de ventisca que adquirieron Lidia, Blanca y Pilar los primeros días fueron muy útiles la tarde anterior en Aspen.
Por la tarde, la última visita al centro peatonal de Vail, las últimas fotos de nuestro cámara profesional Xavier, y las últimas compritas de regalos y como recuerdo de nuestro excelente viaje a Colorado.
Al día siguiente, regreso a Denver con nuestro conductor de Nueva Zelanda, que nos explicó todas las características del GPS de la camioneta que nos transportaba y que poseía 2 cámaras, una que filmaba dentro a los pasajeros y el conductor y otra que filmaba la dirección del vehículo, todo esto acompañado de un estabilizador que accionaba las cámaras en el momento que el vehículo hiciera una maniobra brusca, o cuando desde la dirección de la empresa de transporte deseaban comprobar como iba el servicio, que estaba haciendo el conductor o los pasajeros, lo mas avanzado para cuidar de la seguridad y calidad del servicio de transporte.
Llegamos a Denver con los minutos justos para facturar, pasar el control de aduanas y embarcar. Al despegar, impresionante vista de las montañas de Colorado! El vuelo de 3hs y media estaba a tope hasta NYC. Allí cambio de avión (sin preocuparnos de maletas o aduana al estar en conexión) y apenas tiempo para comernos un auténtico Frankfurt Neoyorquino, alguna fruta y bebida y coger amplios sitios en el vuelo de regreso al Prat, el cual tenía varios lugares vacíos que nos permitieron estirarnos aún mas durante las 7hs 30minutos del vuelo.
Llegamos a casa mucho mas rápido que a la ida al tener conexiones inmediatas gracias a la gestión de XFV en los vuelos.
Y aquí se acabó esta bonita experiencia en compañía de un marchoso …(puse marchoso? Madre mía cuanta energía! No he podido ni abrir los periódicos que cada mañana ponían en la puerta de la habitación del hotel!) grupo de esquiadores de Girona y Barcelona con el cual me he sentido muy a gusto y he disfrutado esquiando y visitando tantos lugares incomparables del estado de Colorado. Desde aquí os envío un abrazo muy fuerte y espero volver a veros prontito para disfrutar de las filmaciones que realicé descendiendo por esas laderas repletas de nieve polvo! Y de las espectaculares fotografías que Xavier Llompart estuvo realizando a lo largo del viaje.

Darle las gracias a XFV por la excelente organización de la aventura en la cual no ha fallado ningún aspecto de la misma, así como a la empresa Vail Resorts que nos atendió tan cordialmente.

Hasta la próxima
Javier Garrido





6 de marzo de 2009

Miercoles 18 de febrero, ASPEN!!!

Salimos puntualmente a las 8 de la mañana camino a Aspen, el conductor de la camioneta nos contó sobre la historia de la construcción de la autopista 70, que en su paso por el cañon de Gleenwood es una de las mas costosas del país por la dificultad de sus construcción en medio de las cimas de las montañas de Colorado, también acerca del escarabajo que está matando gran cantidad de pinos de los bosques americanos y canadienses por haberse aclimatado y vivir todo el año al no producirse las bajas temperaturas que se producían hace decádas.
Llegamos a Aspen luego de pasar junto a su aeropuerto donde es habitual ver estacionadas mas avionetas y jets privados que coches particulares… vimos desde la camioneta las pistas de Snowmass, Butter Milk y Aspen Highlands que pertenecen al mismo forfait que Aspen, y llegamos a la base de Aspen a las 10 de la mañana, nos pusimos el equipo, cogimos los forfaits(96u$d cada uno!) y subimos con el cabina “Silver Queen Gondola” boquiabiertos de la pendiente de las pistas! (a pesar que Blanca insistía que no eran tan empinadas…) y maravillados del paisaje con todos los árboles cargados de nieve de la noche anterior.

Luego del calentamiento y estiramientos varios… nos dispusimos a bajar…que nieve!!! Luego de recorrer la parte alta de los bosques subiendo a varios telesillas acabamos el descenso hacia la base con unas vistas formidables de la villa de Aspen, era como estar asomados a un balcón con la villa allí abajo. Acabamos el largo y empinado descenso descansando en unos cómodos sillones a pie de pista.

Luego de recuperar las energías y el aliento, subimos nuevamente con la góndola y esta vez bajamos con poca visibilidad, por lo que decidimos parar en “Ajax Tavern” a beber unas cervezas de trigo…excepto Jordi que quiso apurar el último descenso de Aspen. Al ver lo animado del lugar, decidimos comer allí las famosas hamburguesas acompañadas del ambiente glamouroso del local, con la gente mas linda de la villa… (estábamos nosotros entre ellos!), los hombres decidimos sentarnos de espaldas (para no tentarnos) y dejarles a las chicas la panorámica de todo lo que acontecía por el lugar, patinazo de una de las vigilantes de la playa…incluído!
Después de esquiar, fuimos de paseo por las hermosas calles de Aspen, el parque y campo de futbol americano nevado en medio de la villa, el boulevard, y al hacerse de noche disfrutar de todas las luces de colores de sus árboles, uno de sus pinos lleno de leds de colores con una iluminación que costó un cuarto de millón de dólares.
Antes de marchar, una copa en el bar del subsuelo del hotel “The Little Nell” bajo la base de la pista, y donde había un ambiente aún mejor que el de la comida.
En el camino de vuelta, le preguntamos a nuestra conductora americana si era un lugar seguro, al ver la cantidad de lujo y tranquilidad del lugar, y nos contestó que lo único peligroso eran “los osos”, si se dejaban las ventanas abiertas y podían oler la comida…. Tambien nos deleitó con infinidad de aspectos interesantes del valle y nos explicó el detallado y estricto entrenamiento técnico de los conductores de la compañía para no correr riesgos en carreteras con tanta precipitación de nieve y bajas temperaturas
Volvimos a nuestro hotel en Vail y soñamos con la jornada vivida en Aspen.    Javier G





27 de febrero de 2009

VAIL, COLRADO, USA – 13 AL 20 DE FEBRERO DE 2009
Hola compañer@s esquiador@s! sufer@s!
Inicio aquí el relato de nuestra semana de esquí en el inmejorable escenario de Colorado, Usa, junto con Blanca, Xavier, Pilar, Lluis, Lidia y Pere de Girona, y Carme y Jordi de Barcelona.
Y cito Colorado …porque la idea era ir a Vail…pero ante la energía y ganas de conocer lugares de todo el grupo, no sólo estuvimos en Vail, (donde nos alojamos en el hotel Vail Marriot Mountain Resorts & Spa, de Lionshead, a 100 mts del confortable cabina de 8 plazas “Eagle Bahn Gondola” que nos llevaba desde los 2.476mts de la base de la estación, hasta la cota intermedia de 3.155mts, “The Eagle Nest”) sino que además de estar en Vail, visitamos las estaciones de Beaver Creek, Breckenridge y ASPEN!!! …además de hacer shoping en el famoso outlet de Silversthone (Polo, Tommy, Timberland, Nike, Gap, Calvin Klein..etc)
Volvamos al comienzo del viaje…salimos con puntualidad del aeropuerto del Prat en vuelo directo de Delta hacia Atlanta, tuvimos la suerte de que el vuelo estaba ocupado en un 70% o menos por lo que disfrutamos de 2 o 3 asientos para cada uno para descansar durante las 9hs45’ del vuelo. En Atlanta, capital del estado sureño de Georgia  (Donde tuve la hermosa experiencia de vivir 2 años trabajando como profesor visitante a través del MEC), desembarcamos en su aeropuerto , el mas grande de USA con 6 terminales y 6 pistas paralelas! para conectar con el vuelo que nos llevaría en 3hs30’ mas a Denver, capital del estado de Colorado y a menos de 2hs de coche de Vail.
En el aeropuerto de Denver, alucinamos con la arquitectura de su techo imitando los picos de las montañas Rocosas, sus espaciosas salas y la fuente de agua que da la bienvenida y cogimos inmediatamente el vehículo reservado de Colorado Mountain Express, que nos llevó hasta el hotel a la hora justa para irnos a dormir.
La mañana del 14 de febrero amaneció nevando! …y con poca visibilidad, desayunamos vorazmente en el restaurante Ocotillo del hotel, esperando en que ese sea uno de “los 300 días al año que Vail promociona que sale el sol!!!” Fuimos hasta las pistas donde además de unos corazones adhesivos de regalo con el slogan “Vail Loves You!!!” por se r 14 de febrero…, la estación obsequiaba cada mañana con barritas energéticas. Luego de subir con la góndola, tuvimos sol, pero sólo por momentos, así que siendo el primer día preferimos hacer la aclimatación esquiando toda la jornada en la zona de bosques del valle de Vail y Lionshead, subiendo hasta la cima de “Wildwood”(bosque salvaje…algunos hicieron el indio ya este primer día…) disfrutando de una excelente calidad de nieve, pistas inmensas para todos los niveles y al acabar la jornada,  disfrutar a pie de pistas y sin siquiera quitarnos las botas… de una merecida comida en “Blue Moose”,a base de sopas, pastas y pizzas rociadas de abundante agua y por supuesto cerveza…para una inmejorable hidratación, imprescindible durmiendo 7 noches a casi 2.500mts de altura.
Por la tarde, salimos en uno de los confortables buses “In Town”, que pasan cada 10’durante todo el día desde la puerta del hotel , y en 6 paradas estábamos en la calle principal de acceso a Vail Village, atravesamoss el puente de entrada sobre el río y disfrutamos de toda la zona de ocio y tiendas de la villa para regresar caminando bajo una hermosa luna por las calles residenciales nevadas. Todos estaban sorprendidos que ninguna acera o calle peatonal tenía nieve, ni tampoco hielo, ni siquiera estaban húmedas, ya que toda la villa de Vail tiene un sistema de calefacción bajo el pavimento para beneficio de los transeúntes. (Lluis fue quien estaba convencido que no podía ser de o¡tra manera ya que al borde de la acera podíamos ver kilos de nieve! Y sin embargo no se veían máquinas quitándola de las aceras a pesar de estar tan limpias.
Por la noche, San Valentín, Amor por toda la estación!  Estábamos tan cansados de todas esas nuevas experiencias que cenamos en Ocotillo y nos fuimos a descansar ante la previsión de un excelente día por venir!





 
 

Xavi Fernández Viatges S.L. - B63494546 - Licencia de Agencia de Viajes mayorista y minorista. GCMD-178 IATA 782838-1
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona,Tomo 36556, Folio 200, Hoja 293597, Inscripción 1a