BLOG XFV

Entradas con la etiqueta ‘ARGENTINA’

8 de junio de 2011

Hola Núria!

 

Ha passat un mes i mig –més o menys- des que vam tornar d’Argentina, però hem estat molt enfeinats i és tot just ara que com a mínim jo ja he aparcat les classes i he acabat els exàmens, em poso a enllestir coses pendents, entre les quals la crònica del nostre viatge. Si la fas servir per un blog o alguna cosa similar, retalla el que creguis oportú 🙂

 

La primera cosa que vam aprendre d’Argentina és que la seva companyia aèria és una Font inesgotable d’emocions: arribes als aeroports i no saps mai a quina hora sortirà el teu vol d’Aerolíneas (Argentinas) perquè tots –tret el de tornada a Barcelona, l’últim- van sortir amb retard. Sospitem que, al marge de proporcionar-te un temps d’espera indefinit que pots aprofitar per imaginar formes sofisticades de tortura, comptar les rajoles de la terminal o reflexionar sobre la deriva continental; compren el teu silenci donant-te una quantitat injustificada de menjar. Calculo que només a base dels alfajores i les barretes de cereals que ens van oferir en tots els trasllats ens vam engreixar un parell de quilos.

 

Una altra de les claus del viatge va ser que als hotels els haguéssiu comunicat que estàvem de “lluna de mel”… hem decidit que a partir d’ara, ho farem sempre en tant que vam rebre bombons i racions extra de postres, descomptes en els serveis de bar i restaurants, massatges de regal en un spa i no sé quines “amenidades” de més que eren  la cirera del pastís allà on ens allotjàvem. Menció especial mereix el Villa Huinid de Bariloche que, a més d’altres obsequis, ens va donar una habitació que prèviament havien farcit de pètals de rosa i que ens va provocar una reacció a mig camí entre l’agraïment inifinit –perquè arribàvem morts del “cruce de lagos”- i la hilaritat.

 

Tots els hotels ens van semblar fantàstics:  el que tenia les instal·lacions més sofisticades i el buffet d’esmorzar més variat, abundant i deliciós, l’Imago d’El Calafate; el que et feia sentir més lluny del món conegut fins llavors i tenia un personal que et tractava com si fossis de la família, la Hostería Grey a Torres del Paine; el que ens va assignar una suite enorme i comfortable on ens haguéssim quedat a dormir una setmana sencera i feia els millors entrepans de vedella amb ceba confitada, el Cabañas del Lago de Puerto Varas; el ja esmentat Villa Huinid de Bariloche, el més “europeu” i luxós de tots i, finalment, La Cantera a Puerto Iguazú. Aquest, sens dubte, va ser el més exòtic per l’entorn on es troba i per la seva peculiar arquitectura, però precisament aquestes característiques que el fan tan autèntic se li poden girar en contra i et pots trobar sense llum i, de retruc, sense aigua corrent a l’habitació amb relativa normalitat. Val a dir que potser va ser mala sort perquè tot semblava ser conseqüència d’una tempesta, però era incòmode.

 

Ah! I el que ens vau buscar a última hora a Buenos Aires perquè poguéssim dormir una mica i dutxar-nos enlloc de quedar-nos a l’aeroport perquè un retard ens havia impedit agafar el vol d’enllaç fins El Calafate va ser balsàmic!!. I a més, estava prou al centre com perquè encara tinguéssim un parell d’hores per, a peu, arribar a veure la Casa Rosada, prendre’ns un café al Café Torloni, passejar per la “city” i fer un parell de fotos a l’obelisc de l’Avenida 9 de julio i al seu trànsit dens, caòtic i sorollós que fa que el nostre t’en sembli un pàlid reflex.

 

Pel que fa a les excursions, les vam gaudir com si fóssim criatures amb sabates noves. Al Perito Moreno vam tenir el gust immens de caminar sobre el gel i brindar amb whisky al final de l’expedició i la navegació per les glaceres a bord del Mar Patag esgotaria tots els matisos de “fantàstic” i els seus sinònims que coneixem en diversos idiomes (a més, tota aquella meravella només la vam haver de compartir amb cinc persones). Precisament aquesta sortida, que potser és sobre la que vam dubtar més abans de donar-te l’ok, va ser el top entre els highlights del viatge: val més del que costa.

 

A Xile, vam conèixer una part del parc de Torres de Paine –i vam gairebé tocar els guanacos!- gràcies a un tour en què se’ns va encomanar la capacitat del nostre guia per entrar en comunió amb la magnificència del paisatge; vam fer trekking per lliure amb un mapa i la nostra nul·la capacitat d’orientació sense perdre’ns i vam aprofitar un matí per anar a muntar a cavall, fent una ruta a través d’uns quants quilòmetres d’estepa, creuant una llacuna inundada i travessant un bosc que semblava tret d’Alícia al País de les Meravelles de la mà d’un gaucho establert en aquelles terres des de feia més de quaranta anys. Per la nit, els núvols i el vent van comportar-se i ens van deixar admirar el cel més estrellat i fabulós que hem pogut veure mai en la nostra vida.

 

El famós “cruce de lagos” és molt bonic i molt més relaxat del que sembla sobre el paper i els paisatges dels que pots gaudir paguen la pena. La llàstima és que, en l’últim tram, se’ns va posar a ploure i ens va aigualir una mica la diversió. En aquest trajecte és quan vam constatar amb més força que l’Europa sense fronteres és un gran invent: teníem la rara impressió que cada X hores havíem de pasar un control fronterer i sotmetre’ns a un registre exhaustiu de l’equipatge… sort que, parlant de futbol, els funcionaris de duana i tu us enteneu i arribats a aquell punt, ja has après que els tràmits fronterers són menys pesats des que va néixer Messi.

 

Va ser sortint de Bariloche cap al Ventisquero Negro i el Cerro Tronador que vam poder comprovar que poden existir les quatre estacions en un sol dia: vam llevar-nos amb pluja, vam esmorzar sota una nevada, vam dinar prenent el sol, vam berenar amb una ventada i vam tornar al vespre acompanyats d’un sol esplèndid ruixat amb quatre gotes aïllades. L’escenari era el més semblant a la fantasia de Mordor que deu existir al món real: tenia un punt increible córrer per allà enlloc que ho fés algú que porta l’Anell Únic mentre tu t’ho mires per la tele en un univers paral·lel.

 

I per acabar, Iguazú… molt millor la part argentina que la brasilera, perquè és més gran, té més recorregut i les possibilitats d’admirar la flora i la fauna locals són més grans. Impressionants els salts d’aigua i impossible, facis el que facis, no sortir-ne completament xop. Per mi, la volta en llanxa que t’acosta al peu de les cascades és del tot prescindible, però sé que això va a gustos perquè el Xavi s’ho va passar bé.

 

Finalment, un apunt ràpid sobre tots els guies que van acompanyar-nos, perquè del primer a l’últim (Pablo, Losi, Laura, Jorge, Javier, Carlos, Jaqueline, Nilda, etc.) van ser uns professionals eficients, acollidors i propers. Si uneixes això a les meravelles vistes, viscudes i degustades (de la gastronomia no n’he parlat, però deu ser perjudial per a la salut no privar-se de tastar tantes coses bones), entendràs perquè al vol de tornada ja vam començar a planificar un Patagònia Reloaded.

 Una abraçada ben gran,

 

Núria i Xavi





7 de junio de 2011

Hola Nuria y tod@s:
Aunque ya hace 3 meses que volvimos de nuestro maravilloso viaje de novios por la Patagonia argentina y chilena, no podíamos dejar pasar la ocasión de enviaros nuestras impresiones junto con unas fotos.
Lo primero de todo es felicitaros por vuestro excelente trabajo que ya empezó en el momento de la planificación de la ruta y continuó durante todo el trayecto con el buen hacer de toda la gente de allá en la qué confiáis. Hacéis bien en confiar en ellos, por que son todos unos excelentes profesionales.

El  viaje era como un puzzle con infinidad de piezas y todas encajaban a la perfección. Parece imposible, pero es cierto. Todo el mundo estaba donde tenía que estar para que el viaje transcurriera sin sobresaltos, o al menos que si los había, fueran totalmente ajenos a nosotros. Qué pena que no podáis controlar el tiempo o a Aerolíneas Argentinas, por que de esta forma, podríais garantizar a vuestros clientes un viaje perfecto al cien por cien.
Por lo demás, estamos encantados de haber elegido este destino por que es espectacular. La parte argentina tiene cosas estupendas. Qué decir del Perito Moreno, pero lo que nunca olvidaremos es el crucero Mar Patag. Nuria, muchas gracias otra vez por la sugerencia. Nos acordamos una y mil veces de ese estupendo día. Éramos 6 pasajeros y 7 personas de tripulación. Un sueño de viaje en un día espectacular, con unos paisajes de película.
Pero no se quedó atrás nuestra estancia en Chile. Para empezar, Torres del Paine y el Hotel Río Serrano. Sólo pensar en la vista que de los “Cuernos del Paine” se ve desde la terraza del hotel se te hace la boca agua! Qué paz y tranquilidad y qué paisaje! Nadie que viaja hasta allí debería perdérselo. Y menos, si fuera a tener la suerte que nosotros tuvimos con el tiempo tan bueno que nos hizo.
Y ya más hacia el Norte, el Cruce de lagos andinos, desde Puerto Montt hasta Bariloche, de Chile a Argentina, de nuevo, igualmente con unos paisajes increíbles y distintos a los del sur. Y además, el aliciente de cruzar la frontera por una pista forestal de un único sentido a través de dos parques nacionales es de lo más pintoresco. El guardia de la aduana, acude cuando sabe que van a llegar los turistas, pues son las únicas personas que cruzan cada día. Tres barcos y dos autobuses, para llegar a Bariloche que desde Cerro Chico te ofrece paisajes de auténtica postal y te sorprende nuevamente con el volcán Cerro Tronador con su glaciar negro.
En fin! Podríamos seguir toda la tarde, tanto hablando del viaje como de la organización, pero os dejamos con unas fotos para que a la gente se le pongan los dientes largos y se anime a conocer la Patagonia.
Felicidades de nuevo a todos los que han contribuido a que nuestro viaje fuera sensacional.
Hasta pronto.
Ana y Carles





13 de febrero de 2009

Nuestro corresponsal de Argentina nos informa de este nuevo crucero por los glaciares de Patagonia:

El Crucero Santa Cruz, es un moderna embarcación construida con la última tecnología a nivel mundial, de 40,5mts. de eslora y 10mts. de manga, con 22 cabinas dobles con baño privado y vista exterior y una capacidad máxima de 44 pasajeros.
Una excursión de 2 noches y 2 días de duración que contempla un nuevo recorrido que permite la visita de los selectos lugares intangibles del Parque Nacional. Los pasajeros, además de visitar los más grandes y hermosos glaciares, tendrán la posibilidad de descensos para caminatas de exploración.
PROGRAMA «THE SPIRIT OF THE GLACIERS»
Lanzamiento Nuevo Crucero Santa Cruz
Vigencia: 15 de Octubre de 2009 al 31 de Marzo de 2010
Salidas: domingos, martes y jueves.
Horario de embarque: 19:30hs.
Horario de desembarque: 16:00hs.
El programa incluye:
* Dos días de navegación por el Lago Argentino con un recorrido donde se pueden apreciar los glaciares Upsala, Spegazzini y Perito Moreno.
* Dos noches de alojamiento en cabina doble con baño privado y vista exterior.
* Desembarque en Seno Mayo y Puesto Las Vacas.
* Régimen de pensión completa con bebidas alcohólicas durante las comidas.
* Servicio de bebidas no alcohólicas e infusiones durante la navegación.
* Actividades a bordo acompañadas por guía bilingüe (inglés – español).
* Traslados IN y OUT desde El Calafate.
* Entrada al Parque Nacional Los Glaciares.

ITINERARIO:

DÍA 1: 19,30: Embarque en Puerto Bahía Tranquila (Paraje Punta Bandera)- Navegación hasta Bahía Alemana- Actividades abordo- Cena y noche en Bahía Alemana.
DÍA 2: Navegación Canal de los témpanos- Visita al glaciar Perito Moreno- Almuerzo frente al Perito Moreno- Navegación Seno Mayo con desembarque- Cena y noche en Bahía Toro.
DÍA 3: Navegación Brazo Norte- Visita Glaciar Upsala y Spegazzini- Almuerzo- Visita Puesto Vacas con desembarque- Regreso a Puerto Bahía Tranquila a las 16,00.

TARIFAS PROMOCIONALES – LANZAMIENTO CRUCERO SANTA CRUZ

CABINA

SGL

DBL

Deluxe (17 cabinas)

Premium (4 cabinas)

Grand Suite (1 cabina)

1230

1410

2300

985

1130

1670

Charteos

36700

Los precios son por persona, expresados en dólares estadounidenses.

Para mas información aquí estamos.





6 de febrero de 2009

Supongo que para muchos esta frase no la asocian con un destino como Argentina, es más un calificativo que se usa, en zonas asiáticas como la India donde encontramos los inmensos mercados llenos de especies o las sedas de mil y un colores. Pero, Argentina también es un destino de colores, los tonos de sus tierras y de sus paisajes nos ofrecen un recorrido pictórico impresionante.

Y es que un viaje a Argentina, como el que yo realice hace un tiempo, se puede resumir en una paleta de colores de un gran pintor:

Buenos Aires,sería aquel gris de las ciudades que desprenden historia, con toques de color como «la Casa Rosada» en la Plaza de Mayo, o la alegría de las casas de «Caminito» donde el tango esta presente como una sintonía permanente … Paseando por las calles del Barrio de San Telmo respiramos la historia pasada, con una gran variedad de tiendas de anticuarios que recogen todo aquello que se acumula en las historias personales y que resumen muchas veces la vida de las gentes y la cultura. Pero también, encontramos el blanco, del mármol perpetuo de las magnificas obras de arte que encontramos en el cementerio de la Recoleta… así que este gris que decíamos al principio, cambia de tonalidades según nuestro paseo y nuestros andares por la ciudad, porque ante todo Buenos Aires, es una ciudad para andar y disfrutar..

Pero este viaje de tonalidades sigue hasta el sur, bajando como una cascada, hasta el fin del Mundo…

Mi viaje continuo hacia el azul de la Costa Atlántica, un azul intenso de un mar profundo, con un toque marrón: Península Valdés, una inmensa entrada en el mar, que se funde en el infinito y que nos da una visión impresionante de la naturaleza, un paisaje de desierto único que entra dentro del agua, y que nos ofrece uno de los espectáculos de fauna más

bonitos: el avistaje de las ballenas, que cada año regresan al Golfo de San Jorge, para evolucionar, para ser más y dar una vista maravillosa a todo aquel que quiera acercarse a ellas. El espectáculo no acaba con estos grandes mamíferos que nadan cerca de nosotros, si no que en la costa, hay miles de señores con smoking, elegantes que también regresan cada año, miles de pingüinos viven durante unos cuantos meses en las costas atlánticas, y  nos impresionan con su quehaceres del  día a día.

Pero  Península Valdés no es solo azul y marrón, es también verde, el verde del valle del río Chubut que se acerca al mar, y nos ofrece un toque de color diferente en este paisaje batido por el viento.

Desde el avión nos dirigimos a una de las zonas más bonitas del país, única, y que deja una huella para siempre; a vista de pájaro ya vemos como el marrón dorado del centro, se va difuminado y empieza a llegar color azul nevado, un azul con tiras blancas, llegamos al Lago Argentino, donde los monstruos helados nos están esperando: los glaciales aguardan con una gran cantidad de tonos añil que nos quitan un poquito de la respiración. Aquí, creo que es uno de los momentos que todos los que hemos viajado a Argentina, o los que piensan hacerlo, esperamos con ansia.. ver esos trozos de hielo que se desplazan majestuosos al lado de nosotros, que poco a poco van perdiendo el aire, y van muriendo dejando un rastro negro en las paredes de las montañas que los envuelven… todos menos uno, el gran PERITO MORENO, que nos espera impasible, avanzando lentamente, rompiéndose con un gran estruendo mostrando su fuerza, su magnitud.

Y es que como decíamos al principio este país esta lleno de colores, de tonos que nos invaden de emoción y expectación. Y es que hoy, solo os he contado dos de esas magníficas gamas que he recorrido, pero más adelante, viajaremos al verde de las montañas con el toque azul de la zona de lagos, o el marrón profundo con toques rojos del norte del país… y es que poco a poco narraremos, o mejor, pintaremos nuestro cuadro de colores de nuestro destino.

Maria





 
 

Xavi Fernández Viatges S.L. - B63494546 - Licencia de Agencia de Viajes mayorista y minorista. GCMD-178 IATA 782838-1
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona,Tomo 36556, Folio 200, Hoja 293597, Inscripción 1a