BLOG XFV

Entradas con la etiqueta ‘AIRBUS A380’

4 de marzo de 2014

Hace unos días y gracias a la invitación de la compañía Emirates, tuvimos el placer de visitar el avión comercial más grande del mundo: el Airbus A380. Por si no conocéis este inmenso avión, aquí tenéis algunos datos curiosos antes de entrar en detalle: 2 pisos que llevan a 525 pasajeros (aunque posee una capacidad máxima de 853 pasajeros según la configuración pedida), envergadura de 79,8m (ya que las pistas de los aeropuertos del mundo están diseñadas para aviones con una longitud máxima de 80m), una longitud de 73 metros y una altura 24.1 metros, un alcance de vuelo de 15-200 kilómetros (suficiente para cubrir rutas como por ejemplo: Madrid-Perth, sin escalas), pesa unas 300 toneladas vacío y cerca de 600 con toda su carga que incluye 310.000 litros de combustible y sus alas tienen el suficiente espacio como para aparcar 70 coches.

Una vez llegados al aeropuerto, nos enseñan los mostradores de facturación y pasados los pertinentes controles de seguridad, es hora de encaminarse por la rampa que nos llevará hasta la puerta de entrada delantera del avión. La visita se efectúa durante el tiempo que está en tierra en el Aeropuerto de Barcelona entre su llegada desde Dubai (a las 12:10) y hasta su salida de regreso a Dubai (a las 15:25). Su silueta desde de los ventanales (lo había visto anteriormente en algún aeropuerto pero no tan de cerca) es sencillamente majestuosa. Colosal.

Lo que más me llamó la atención fue la altura y el grosor de la cola. Una vez dentro, atendemos las explicaciones detalladas de los miembros de Emirates y tenemos el privilegio de entrar en la futurista cabina de los pilotos, observando los cientos de botones, clavijas y algunas pantallas que hay por todo el espacio. No sabría ni por dónde empezar (al contrario de las películas…).

Justo enfrente hay una de las dos escaleras que llevan a la planta segunda (allí donde van los  pasajeros de Primera Clase y de la Clase Business) y debajo de esta primera escalera hay un pequeño despacho para algún miembro de la tripulación. En esta primera planta están todos los asientos (en cuatro tramos con un total de 427 o 399 asientos, según el vuelo) para los pasajeros de la clase turista.

Su distribución es de 3+4+3 con algunas variantes en algunos puntos. Por lo que respecta al tamaño y distancias de los asientos, puedo asegurar que son un poco más anchos y a más distancia con el asiento de delante, lo que da un poco más de comodidad. Y hablo desde la experiencia de mi altura (1.94m) que siempre es un problema en vuelos tan largos.

En esta clase turista de Emirates se va más cómodo que en otras compañías en las que hemos volado. Los monitores personales (10.6 pulgadas) ubicados en el respaldo de los asientos ofrecen hasta 1.500 canales de noticias y entretenimiento. A fin de garantizar de que uno pueda mantener el contacto durante el vuelo, dispone de servicios de mensajería de texto, teléfono y correo electrónico en cada asiento. Comentar también que en cada asiento hay tomas de corriente para ordenadores. Así si uno no tiene suficiente con lo que da emiratos puede disfrutar de su ordenador sin miedo a acabarse la batería.

Por la escalera superior subimos a la planta de arriba. Lo primero que vemos es el On-Board Lounge, un pequeño bar donde uno puedo tomar una copa en un ambiente más distendido que en el propio asiento.

Una vez cruzamos esta zona, entramos en la la zona de la Clase Business (con 74 asientos). Dos tramos con una distribución de 2+4+2, con también alguna variante según el lugar. Los asientos del medio de la fila de 4 son los más adecuados si se viaja en pareja ya que hay una mampara (siempre subida al subir al avión y que puede bajarse si uno lo desea). Quizás los asientos que tocan a las ventanas pueden ser un poco más anchos (no por el tamaño del propio asiento, sino por la curvatura del fuselaje). Una vez sentados, la comodidad y la sensación de bienestar es absolutamente maravillosa. Ni un ápice fatiga al llegar a destino. Los asientos son totalmente abatibles con tan solo pulsar un botón, convirtiéndose en una cama totalmente horizontal de hasta dos metros de largo. También incluyen una fuente de alimentación para ordenadores portátiles, un minibar, un compartimento para guardar sus pertenencias, un separador de ambientes y una gran mesa, que proporcionan un cómodo lugar de trabajo. La pantalla en esta clase es más grande: 11,1 pulgadas. Tanto los pasajeros de Business Class cómo los de Primera Clase tienen a su disposición un servicio de chófer gratuito y de las salas VIP.

A continuación de la Business Class se encuentran las 14 suites privadas de la Primera Clase. Si la Business ya es sublime, que decir de la Primera Clase. Cada suite está totalmente equipada con una puerta corredera, un minibar personal, pantalla de 12.1 pulgadas, luz regulable de ambiente, tocador, espejo, armario y un separador de ambientes en las suites centrales.

Detalles dorados están en cada rincón de estas cabinas. Lógicamente, el asiento se convierte en una cama completamente abatible con colchón, para llegar infinitamente relajado y descansado.

Una vez dentro de la cabina, la sensación de comodidad, lujo y privacidad se nota en cada detalle. Si en la Business Class la longitud ya era notoria, en la Primera Clase es aún más grande.

Puedo asegurar que aún sin reclinar el asiento y poniéndonos casi estirados, no tocamos el final del espacio. Hasta un jugador de 2.20m estaría cómodo. Uno tiene la sensación de ir viajando a bordo de un Rolls-Royce Phantom, pero con aún más espacio. Para estos pasajeros de Primera Clase hay disponibles dos duchas con spa, para acabar de manera relajada un largo viaje.

Nos comentan durante la visita, que hay una persona encargada sólo para las duchas, para que cada vez que alguien la use, parezca recién estrenada. Los baños de Primera Clase parecen más los de un hotel o una casa que los de un avión. Uno no tiene la sensación de estar dentro de un avión.

Una vez acabada la visita, vamos a la Sala VIP del aeropuerto y Emirates nos agasaja con un pequeño buffet de diferentes comidas que sirven en sus vuelos. Delicioso. Allí nos acaban de dar explicaciones sobre su Airbus A380 y sobre los planes de futuro. Una vez acabada la comida, salimos del aeropuerto y volvemos a la ciudad. La visita ha valido la pena y ahora disponemos de todos los detalles acerca del majestuoso avión que es el A380.

Christian Bosch





 
 

Xavi Fernández Viatges S.L. - B63494546 - Licencia de Agencia de Viajes mayorista y minorista. GCMD-178 IATA 782838-1
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona,Tomo 36556, Folio 200, Hoja 293597, Inscripción 1a