BLOG XFV

Archivo de la categoría ‘ESTADOS UNIDOS’

31 de agosto de 2015

Hola Marc!

Després de  tres setmanes,  i ara que ja estem tornant a la rutina,  t’escric per comentar-te el viatge.
Tot va anar perfecte: avions, lloguer cotxe,…  i el temps bo (sabem que a Barcelona vàreu passar molta calor!).
La ciutat de Nova York increïble! 
Philadelphia bé, molt tranquil en comparació a NY i més barata!
Washington ens va agradar moltíssim i l’hotel un 10! I finalment Chicago també molt bonic, molt art urbà i molta oferta cultural a l’aire lliure i oberta a tothom.

Estem molt contents del viatge que hem fet. Tot va anar rodat… Un viatge genial!
Us recomanarem segur!

Moltes gràcies per tot Marc!!!
Una abraçada,

Anton i Mercè





3 de agosto de 2015

Hola Christian,
Ja fa una setmana que vam tornar i estem recuperades del jet lag 🙂
Tot va anar molt bé, Chicago ens va encantar, Dallas va ser tota una experiència i NY impressionant i espectacular com sempre.
Us vull donar les gràcies pel bon servei, tot va anar sobre rodes i per suposat que us recomanaré als meus amics i coneguts.
Ivon i Helena





26 de noviembre de 2014

Mañana  jueves 27 de noviembre se celebra en Estados Unidos y Canadá el Thanksgiving day

Es una celebración tradicional que aunque religiosa en sus orígenes ahora está
considerada como una festividad secular.
Los peregrinos «Pilgrims» llegaron a Plymouth Rock el 11 /12/1620,
el primer invierno fue muy duro para ellos, pero el siguiente otoño,
obtuvieron una buena cosecha de las semillas que plantaron y
decidieron celebrarlo con una gran cena, junto con los indios
que les habían ayudado a sobrevivir el primer año.

Gran fiesta que celebran en Estados Unidos con familiares y amigos
donde preparan una comida muy típica: un gran pavo asado o horneado como plato principal.
Happy Thanksgiving day!

 





3 de noviembre de 2014

Dear Xavi,

I apologize for not getting back to you any sooner. The moment we came back from the honeymoon we were bombarded and busy with our new home again, with all kinds of people wanting information.

The honeymoon itself was wonderful, everything went pretty much perfect. It’s only a shame that the flights are so long, as well as the security check queues in the US.

San Francisco
https://www.hoteltriton.com/
We stayed at the Hotel Triton – A Kimpton Hotel. The location is good, exactly opposite the beginning of Chinatown and the gate. Our room was good, we received a complimentary breakfast each morning delivered to your room, that you needed to order if you wanted it. Essentially it was a bag with Water, Orange Juice, a croissant and a cereal bar. In the reception they also had coffee, tea and milk every morning. The staff was very nice.

Honolulu

When we arrived in Honolulu we had the driver waiting for us and the pickup went fine. Two ladies greeted us and took us to the baggage claim area. After that they brought us to the driver. he was really really nice and gave us a lot of insider tips for Honolulu.

There we stayed at the Hotel Moana Surfrider – A Westin Resort & Spa. When we chose the hotel we didn’t know that this hotel is the oldest hotel of the island with a famous big Banyan tree. The hotel was fabulous! Very big in itself, though the rooms we chose were a bit more on the side and quieter. They faced the beach and we could enjoy the sunset every day. The entire hotel staff was very nice and always helpful.

The room itself was great, two huge beds, a nica balcony with a great view. Breakfast was included. We received vouchers for each day that we could trade in at breakfast at the Veranda. This is apparently very known in Waikiki, as there are always queues where tourists not staying at the hotel also go there to enjoy breakfast. Breakfast is served at the Veranda, colonial style, going around the inner court and the huge Banyan tree, with view of the beach. The breakfast also offers a big selection, from continental to american to japanese food. Probably because half the population of everywhere you go is japanese. Even the menus are first japanese and then english.

The location of the hotel is great. Once you exit you are in central Waikiki. Shops and restaurants are everywhere and in walking distance. We rented a car for three days with The Alamo. Pickup was 100m up the road and the Hotel has its own parking. With a car you can get pretty much anywhere on the island within 1 hour, as long as you don’t get stuck in traffic jams. Honolulu is a city and there obviously is also the daily commute traffic of people going and coming from work.

There was only one thing, that although is a good service, we found a bit negative. When you check in they say that you get free Wifi, 60 minutes a day of free calls to anywhere (yes, local and international, anywhere in the world) and free parking. However, they do not tell you that this service costs an extra 30$ a day and you can’t really turn it down (the price is in a fine print on the back of a small envelope that they give you your room cards in). You basically have to take it. Anyway, it wasn’t that bad, we used the free Wifi and being able to call our parents iin Europe for «free» was also nice.

One more thing to note, if you want a relaxing and quiet stay, this hotel is not for you. I would say that any hotel in Waikiki is the same case. There is simply too much going on in Honolulu for that. For relaxing, I would suggest the first Hotel that you had recommended, the Turtle Bay Resort in the north of the island.

You can get anywhere by car, but it takes much longer than you think, as you are not allowed to drive quicker than 20-25m/h.

All in all, the hotel was excellent!!

Maui
https://maui.andaz.hyatt.com/en/hotel/home.html
We stayed at the Hotel Andaz Maui at Wailea, and this one was also amazing. It was also big, 4 pools, of which 3 are infinity pools, direct access to the beach and a wonderful reef just next to it where you can go snorkel. All the staff at the hotel were extremely nice, always wanting to help and providing tips. From the valet service to the baggage carrier, concierge and cleaning staff.

We had a room also facing the ocean and had a view of the sunset every day. The room was very nice and spacious, and the bathroom was almost as big. It had a minibar and the food and drinks in it were free, and it was refilled every day. There wasn’t much in it, but it didd have 2-4 drinks, 2 packets of chips and cereal bars. When we left tips on the pillows and once met the cleaning ladies, they asked if we wanted anything specific and would also cater for it. The room was comfortable, modern, a lot of gadgets (USB chargers next to power outlets, electric blinds, very big LCD).

We did not have breakfast included, and it cost 28$ per person, or 48$ for brunch. We went once for breakfast there and it was very good. You have a lot to choose from, all the fruit and bread is freshly baked and prepared at the table for you. They had open cooking areas that you can go to and tell the cook what you want.

In addition the Hotel has a japanese restaurant (we didn’t go there), a lounge/bar next to one pool, and a sitting bar at a bigger pool. We tried them both out and enjoyed the food and service very much. The hotel also had a market place, basically a store, that also served foods, snacks, cakes, ice-cream, coffee and such. Imagine a Starbucks that also sells a few books and clothes.
We found the idea strange, but considering that the area where the hotel is, it made sense, as there is nothing else around. Our hotel was at the southern part of Wailea and there are only hotels after hotels near the coast and no shops. You would have to walk 15mins to get to the Marriott that had a few more shops. You could also walk to the norht about 30mins, where the «town» starts with all the shops.

The hotel provided a shuttle service as well to the area around it, especially to these shopping areas. It was a first-come basis. You could tell the shuttle were you want to go, and when you want to go home you call them again for picking you up. As we had a car rented, we didn’t use this service, but plenty of other people did and I thought it was great.
If you rent a car they only have valet service, so you are forced to pay a parking fee if you keep it over night. The hotel itself rents cars via www.entrprise.com and the process is great. You can book a car and pick it up at the hotel. The only tip we can give is, return the car the day before, instead of at 9am the next day, as that way you do not pay parking fees to keep the car overnight and return it the next morning.
If you rent a car you can get pretty much anywhere within 30mins. The only exception being the east side of the island, as you have to drive through the famous «Road to Hana».

What was very nice as well is that the hotel had a laundry room. You could wash and dry your laundry free of charge.

Oh yes, we also had a pick up service that you organised. There was a slight glitch as nobody was waiting for us when we came out of the airport. It seems that the company didn’t have our flight number, even though it was indicated in the documentation that you had provided us. However they called theyr company and a huge stretch limo showed up 5 mins later.

Los Angeles
https://bestwesterncalifornia.com/hotels/best-western-plus-sunset-plaza-hotel
Back in Los Angeles we stayed at the Best Western Plus Sunset Plaza Hotel. It was situated directly at the Sunset Boulevard, so if you drive it along you will end up downtown were the famous Walk of Fame and other tourist attractions are.

We arrived at 10:30 in the morning and the hotel had our room ready. This was very nice, as we had a late flight coming out of Maui and didn’t sleep. The Hotel was also very nice. Big, with parking for the car we rented (you pay 19$ per night), laundry room as well, pool, gym, etc… A complimentary continental breakfast was also included. Not as big as in the other hotels, but still plenty of choices and more than enough for a hearty breakfast. The location was also very good, as long as you have a car. If you are on foot in LA you will be walking a lot, as everything is far away from each other.

The staff was also very nice and friendly. They do not serve dinner at the hotel nor to your room directly, but they worked together with a restaurant across the street, Saddle Ranch Chop House, which braught the food over. It is a classical steak joint with a cowboy style look. We ordered once dinner and it was very good.

All in all we were very happy with all the hotels and don’t really have anything negative to say about them. The two in Hawaii were very luxurious and our favorites. We read in a guidebook that it was common to leave a tip on the pillow for the cleaning ladies. We had never heard about this but did it a few times. In general in the US you tip a lot to everybody that helps you, and in these hotels everybody always wants to help you and is super friendly. That is in their culture and as a tourist you just have to be aware of it.

There is one thing we remembered regarding the flights. I guess you booked everything through United, but the last flight from LA to FRA was operated by Lufthansa. We couldn’t get the seats changed on that flight as the website for United said we should go to Lufthansa, and Lufthansa simply said it was too early to check in. We tried speaking to people at the counters, but only after a long while did they find out that the flight was operated by Lufthansa, as we only had the codes for United, and they kept saying that they can’t do anything. We also called Lufthansa and even they said that the only way we could change seats was during the 24h of the check-in. What we ended up doing was going to LAX the day before our flight and went to the Lufthansa Check-In counters. There a gentleman was able to help us and change the seats.
What I’m trying to say is, maybe as a suggestion, if the flight is operated by another airline, maybe mention that in the documents, so that people can go straight to the correct airline and talk to them in advance. Once we were on our way in the holidays there was nothing anybody coould do.

We also wanted to thank you once more, for having everything so well planned and printed out for us. It really helped a lot when having to produce documentation. Your colleague also called us a day or two before we left, confirming all the flights and hotels.
We took a lot of pictures, but haven’t had the time yet to go through all of them. If you would like some pictures from the hotels (we also have many of them) I could send you some, or put them online on my Flickr account and you can download the ones you like.

The next time we plan on taking another trip like this we will surely came back to you again! 🙂

Best regards,

André & Ursina





22 de octubre de 2014

Hace poco más de dos semanas que hemos vuelto de este mágico viaje y todavía no hemos encontrado (o no existe aún), un adjetivo capaz de describirlo.
Todo y que no era un viaje de luna de miel, viendo la organización, la eficacia, la profesionalidad y la cercanía que sentimos con Xavi desde el primer momento, no dudamos ni por un momento en volver a repetir con vosotros.

Dicho esto, recién llegados al aeropuerto de Papeete y con nuestros collares de flores de bienvenida, nos dirigimos a nuestro primer destino: Moorea.

Estuvimos 4 días en el hotel “Sofitel Moorea Ia Ora Beach Resort” (espectacular), pudimos disfrutar de un bungalow garden, muy cerquita de la extraordinaria playa de arena blanca cuya laguna nos pareció de lo más viva, y con un contraste de azules inimaginable. De hecho, cada vez que vemos las fotos no han logrado captar ni un tercio de su belleza.
Una de las excursiones fue el Safari Tour 4×4 (muy provechosa), donde hicimos una ruta a ver la Bahía de Cook, la Bahía de Opunohu y subimos al mirador Belvedere. És una forma de conocer la isla y nos parece indispensable ver la isla desde arriba.
Al día siguiente embarcábamos en una excursión para avistamiento de ballenas, tiburones y rayas. Pusimos rumbo a mar abierto y mientras Nico (el capitán del barco) nos aseguraba haber visto el lomo de una de ellas, nos animó a ponernos las artimañas de Snorkel para tirarnos a mar abierto. Después de nadar a pocos metros logramos ver que se acercaba lentamente una de ellas. Nos quedamos asombrados observando la belleza de aquellos movimientos. Sin lugar a dudas, ha sido una de las mejores experiencias de nuestra vida. Y finalmente paramos a tomar el baño con tiburones y rayas.

Nuestro segundo destino fue Huahine.

Huahine es diferente, como bien Xavi nos avanzó és una isla virgen y de lo más singular. Nos alojamos en el Hotel “Maitai Lapita” (gran acierto), muy bonito y el restaurante del hotel espectacular.
Hicimos un tour en canoa de lo más completo (recomendado por Xavi), donde pudimos conocer la cultura tahitiana más de cerca. Es una de las islas con mayor facilidad para mezclarse con el pueblo y tiene un encanto diferente.

Después de dos días en Huahine viajamos a Bora Bora, “la perla de la Polinesia”, un nombre que se ha ganado a pulso.
Nos hospedamos en un overwater del Hotel “Le Meridien” por 3 noches. Era la parte con expectativas más altas y donde más ganas teníamos de llegar, y aun así, todavía nos sorprendió. El poder ver los peces y las rayas pasando por debajo de nuestro bungalow no tiene precio!
Xavi nos recomendó una excursión con una empresa local, y de nuevo otro grandísimo acierto. La excursión basada en el mar, jardines de coral y todo tipo de animal marino. De hecho, nos gustó tanto que al día siguiente volvimos a repetir con ellos, pero esta vez para nadar con tiburones en mar abierto. Junto con la experiencia de la ballena, hay que vivirlo para sentirlo.
Uno de los placeres a disfrutar en el hotel era la vista del atardecer en nuestro overwater. Sin duda de lo más romántico por la energía que transmite la isla.

Y finalmente nos dirigimos a nuestro cuarto destino, Tahití. Pudimos alquilar un coche (junto a otra pareja catalana que conocimos en Bora Bora, David y Marta, que casualmente también le organizabais vosotros el viaje) e hicimos un recorrido durante todo el día. Llegamos a Teahupo’o, donde pudimos apreciar de cerca unas olas brutales, lugar perfecto para los amantes del surf.

Despidiendo la Polinesia ahora tocaba pasar dos días en Los Ángeles, una visita fugaz y para descansar antes de volver a Barcelona. Alquilamos un coche y bien temprano empezábamos la ruta planeada. Ver Hollywood, un recorrido por Beverly Hills viendo las casas de los famosos que más nos interesaba, de compras en un centro comercial y finalmente por la tarde visitamos Santa Mónica para ver el atardecer.
Una vez más (y las que hagan falta), millones de gracias por todo. Hemos vuelto encantados del viaje, de verdad. Y como  comentábamos al principio, no dudéis que repetiremos con vosotros!!!

GRACIAS Y HASTA PRONTO!!
Raúl & Nora





3 de octubre de 2014

Buenas tardes Xavi,

Aunque hemos tardado en enviarte este correo, te explicamos en un pequeño resumen como fue nuestro viaje de novios en la Polinesia.

Aunque antes de todo, queremos agradecerte todo tu trabajo y dedicación en hacer que nuestro viaje fuese tal y como nosotros deseábamos. Gracias por la agilidad y rapidez en tus respuestas, tus recomendaciones y por resolver todas las dudas e indecisiones que nos iban surgiendo.

Debemos decirte que encontramos tu agencia por casualidad, buscando en Internet y viendo que además de ser especialistas en el destino que buscábamos, teníais muy buenos comentarios en diferentes foros, por lo que probamos en escribirte un mail y como siempre rápidamente nos atendiste, no sólo por correo sino que nos llamaste para avanzarnos un poquito por teléfono antes de reunirnos en tu oficina. Una vez fuimos, ya teníamos claro que contaríamos contigo por la confianza que nos diste des de un primer momento.

Ahora si que sí, allá va un poquito de ese inolvidable viaje:

Salimos de Barcelona hacia París y de allí a Los Ángeles, haciendo una parada breve y con destino a Papeete. Aunque eran muchas horas de avión, la verdad que podemos decir que no fueron pesadas, ya que como es lógico, íbamos muy ilusionados y con ganas de llegar. La companía era Air Tahití Nui, genial.
Nada más llegar a Papeete, nos recibieron con un baile tradicional y un collar de flores, así como también un regalito de bienvenida que no desvelaremos…. 😉 Nos trasladaron al Ferry para ir a nuestro primer destino MOOREA. En la espera para coger el ferry pudimos ir al mercado de Papeete. Es bonito, la gente es muy amable y además allí las cosas están más baratas.

Llegamos a MOOREA y nos llevaron a nuestro hotel «Sofitel Moorea Ia Ora Beach Resort», ESPECTACULAR, sin palabras para definir lo que sentimos nada más llegar. Estábamos entusiasmados, un paisaje increíble y unas instalaciones preciosas. Nuestra sorpresa fue ver como nos llevaban a un Overwater, cuando nosotros teníamos contratado un Bungalow de Jardín (No había habitaciones de estas últimas disponibles, y por este motivo nos alojaban en una habitación superior!).

Fueron 4 días de relax, haciendo snorkel (alucinante) y disfrutando del hotel y su magnífica playa. También aprovechamos para hacer la excursión de 4×4 por la isla (que Xavi nos recomendó) y aunque nos llovió durante ésta (único día que nos llovió en toda la estancia en la Polinesia), nos lo pasamos genial, vimos rincones de la isla, probamos bebidas de allí y descubrimos la historia de Moorea gracias al conductor que fue muy simpático y divertido.
Llegó el último día y aunque hay que decir que nos hubiésemos quedado unos días más, nos fuimos contentos de pensar en nuestro próximo destino: TAHAA.

Para ir a esta isla, debíamos coger un avión que nos llevaría al aeropuerto de Raiatea (primero hicimos parada en Bora Bora para dejar a los pasajeros que iban allí, por lo que ya pudimos apreciar lo que nos esperaría en nuestros últimos días en el paraíso) y de allí una barca hacia Tahaa. Éste último trayecto fue impresionante, no teníamos ni idea que para ir a nuestro hotel «Fare Pea Iti» estaríamos  40 min. navegando los 2 solos con el capitán, con un paisaje inimaginable y decir que el hombre se «enrolló» muchísimo ya que nos enseñó rayas y tiburones, nos acercó a motus y hizo que fuese emocionante.
Atracamos en nuestro hotel y aunque nuestra primera impresión no fue del todo buena (ya que la playa era impracticable y algún que otro aspecto más), todo esto cambió al día siguiente. Brigitte, la dueña, nos aconsejó en todo momento que podíamos hacer allí, nos explicó con detalle como explorar la isla y nos sirvió unos desayunos bueniiiiísimos!.
De Tahaa resaltar la excursión que hicimos para explorar las rayas, el jardín de coral y un motu. Esta excursión nos la hizo el capitán del barco que también nos había llevado al hotel, a solas con otra pareja, fue muy divertida y aunque tuve un percance con un mordisco en el dedo de la mano por una raya, todo mereció la pena.
Una de las experiencias más bonitas que nos llevamos de este viaje ha sido esa excursión y en particular el jardín de coral, nada es comparable a esto.
Fuimos un día en bici al pueblo y su supermercado, estuvimos por las noches en las fiestas de allí donde hacían competiciones del baile tradicional polinesio, también alquilamos un coche y recorrimos la isla, pasando por la granja de perlas y el cultivo de vainilla.
En definitiva 4 días en una isla donde poder conocer bien la cultura polinesia y volver a resaltar la amabilidad de la gente.

Por último y no por ello menos importante, nuestros últimos días en la Polinesia fueron como no en BORA BORA. Aquí de nuevo nos estaban esperando en el aeropuerto y nos llevaron en barco a nuestro hotel «Le Meridien Bora Bora«. El recibimiento de lujo (que menos, siendo un hotel de estas características) y la habitación… que decir de ella! Aquí si que debo poner en mayúsculas IMPRESIONANTE. No la habíamos mirado con detalle por web antes de ir, ya que queríamos tener la sensación de sorpresa en cada hotel, pero esto fue más que sorpresa. Un overwater con un cristal en el suelo de la habitación (que según nos dijeron era el mayor de toda Bora Bora) que podías ver el agua cristalina, una cama y una decoración muy moderna y con vistas al monte Otemanu.
Las instalaciones del hotel, muy muy bonitas, pero lo que más, la PLAYA.

La mejor playa de bora bora y con unas vistas increíbles. Pudimos hacer paddle surf, coger una canoa, visitar la reserva natural del propio hotel de tortugas marinas, disfrutar del atardecer y ir a la isla principal de Bora Bora, donde alquilamos una moto para recorrerla, tomar algo en Bloody Mary’s y comer en el restaurante St. James (que nos recomendó Xavi) y la verdad que fue un acierto.
También hicimos una excursión que habíamos ya reservado desde Barcelona, que Xavi nos dijo que disfrutaríamos mucho y así fue. Con Cristophe nos bañamos con mantas raya (de más de 4 metros de ancho), fuimos a ver si avistábamos ballenas (no hubo suerte) y hicimos snorkel en 2 jardines de coral, y aunque no superaron lo que experimentamos en Tahaa, Cristophe nos explicó con todo detalle cada pez que veíamos. Agradecerle la atención que tuvo en especial conmigo y la herida de mi pobre dedo.

Fueron 5 días en BORA BORA exprimidos al máximo y de los que además nos llevamos una amistad con otra pareja con la que pasamos unos días geniales.

Decir que para nosotros, MOOREA fue una isla donde disfrutamos más el snorkel, incluso en el mismo overwater y en la playa, con una atención y servicio en el hotel como ninguna otra, más que perfecta.
Que TAHAA fue donde pudimos conocer más la cultura Polinesia, adentrarnos en la isla y con la excursión más bonita de toda nuestra estancia (sobre todo por el jardín de coral).
Y de BORA BORA, un hotel de lujo, donde el relax es lo primordial, la mejor playa paradisíaca de las 3 islas y la mejor experiencia nadando con las mantas raya.
Por cierto! El recibimiento en cada hotel y la despedida era obsequiada con un bonito detalle y como no decir, que el regalo que tuvimos en Papette cuando acabó nuestro viaje fue inesperado, pero precioso.

Y para terminar nuestro viaje y que no se hiciese tan tan largo, hicimos una noche en Los Ángeles, que aunque en un principio no lo teníamos muy claro, seguimos lo que nos recomendaste y para nada nos arrepentimos. Visitamos los sitios más turísticos, como Hollywood y Santa Mónica, y compramos muchas cosas.
Después de todo esto, volver a decirte GRACIAS de nuevo por habernos ayudado a hacer que este viaje haya sido tal y como lo hemos relatado. Te adjuntamos una foto de cada isla.
Contaremos contigo para nuestros próximos destinos, dalo por hecho.

David y Alba

 

 





19 de septiembre de 2014

Hace ya más de un año nos pusimos en contacto con Xavi para organizar nuestro viaje de novios. Tenemos unos amigos que habían organizado su viaje el año anterior y nos recomendaron que contactásemos con la agencia, ya que estaban muy contentos con el resultado. La verdad es que nos sorprendió la rapidez y eficacia con la que contestaron. Tengo que decir que habíamos contactado con varias agencias y la diferencia fue enorme. A pesar de la distancia, pues nosotros vivimos en Bruselas, hicieron que organizar el viaje fuese mucho más fácil de lo esperado. Xavi siempre ha estado disponible por skype, ha contestado los correos con rapidez y con un montón de propuestas.

Nuestro viaje consistió en un recorrido por EEUU durante tres semanas, para terminar descansando durante una semana más en la Polinesia francesa. El primer destino fue la espectacular ciudad de Nueva York. Parecía que se complicaba el viaje cuando nos cancelaron el vuelo de ida desde Bruselas, llamamos a la agencia y en seguida se pusieron a ayudarnos. Al final conseguimos volar tan sólo media hora más tarde. Pasamos 6 días en Nueva York alojados en el hotel Carlton, que resultó ser el hotel que menos nos gustó de todos. A pesar de la supuesta categoría del hotel, la atención no fue demasiado buena, al principio nos dieron una habitación individual y tuvimos que protestar para que nos dieran una doble, tal y como la agencia había reservado. Además en la recepción hacía mucho frío, ya que el aire acondicionado estaba excesivamente fuerte. La ciudad nos encantó, aprovechamos para ir al musical de «El rey león» en Broadway y fue genial. Fuimos a la estatua de la libertad y subimos hasta la corona 🙂 Eso sí, para eso hay que reservar con mucha antelación. Como estuvimos allí el 4 de julio, vimos los fuegos artificiales desde Brooklyn, las vistas desde allí del «skyline» son espectaculares. El primer día hicimos una excursión que nos aconsejó Xavi en la que te llevan por toda la ciudad, es muy recomendable y nos sirvió como punto de inicio para conocer los lugares más emblemáticos de la ciudad. También hicimos una excursión de contrastes por el Bronx, Queens y Brooklyn que no se puede perder. Aprovechamos uno de estos días para ir a las cataratas del Niágara en una excursión de ida y vuelta el mismo día. Merece la pena, con la excursión puedes ver las cataratas del lado estadounidense y canadiense.

Después cogimos un avión hasta San Francisco, donde pasamos tres días. Nos alojamos en el hotel Rex, que nos gustó mucho. Es un hotel sencillo, pero nos trataron muy bien en todo momento, y además nos dieron una habitación superior a la que habíamos reservado al tratarse de nuestra luna de miel. Visitamos los puntos más turísticos de la ciudad como Alcatraz, twin peaks, el fisherman’s wharf y el pier 39. El último día alquilamos una bicicleta tándem con la que cruzamos el famoso puente «Golden Gate», fue genial y muy divertido.

Desde San Francisco alquilamos un coche para recorrer la zona oeste de EEUU por carretera, ya que nos apetecía mucho ver algunos de los famosos parques nacionales de EEUU. Además nos parecía mucho más atractivo el viaje por carretera que cogiendo aviones cada pocos días.

Con el coche visitamos el parque «Muir Woods», un bosque de secuoyas gigantes, donde estuvimos un par de horas, tiempo suficiente para verlo. Después fuimos al parque Yosemite, donde pasamos una noche en una de las cabañas del hotel Yosemite Lodge at the Falls. Es un parque precioso, nos gustó muchísimo, y la cabaña es estupenda, dentro del propio parque y rodeada de naturaleza. Por la noche hicimos una excursión de dos horas en un pequeño tren donde te llevan a algunos de los puntos más interesantes del parque bajo la luz de la luna.

Creo que merece la pena hacer dicha excursión, es otra manera de ver las montañas y la naturaleza, bajo una luz especial que nos encantó, aunque no es fácil conseguir una foto que refleje esa belleza. Al día siguiente por la mañana recorrimos los mismos lugares, que son preciosos, donde te encuentras fácilmente con ciervos, ardillas y muchos otros animales. Algunas personas incluso consiguen ver osos, pero eso no es fácil y además es mejor para ellos no acercarse a las zonas habitadas. Por último visitamos «Mariposa grove», donde están unas secuoyas gigantes todavía más grandes que las anteriores, realmente impresionantes, recomiendo mucho la visita a este parque, más incluso que a «Muir Woods».

Después fuimos hacia Las Vegas, haciendo alguna parada en Death Valley por el camino. En Las Vegas nos alojamos en el hotel Venetian, es un hotel increíble, para mí el más bonito de toda la ciudad, reproduce el ambiente de Venecia, no es lo mismo, claro está, pero resulta precioso. Allí vimos el espectáculo «Rock of Ages» que nos encantó, es realmente divertido. Las vegas es una ciudad para volverse loco. Hicimos una renovación de votos en una de las famosas capillas y el mismísimo Elvis ofició la ceremonia (Christian nos dio buenos consejos para la ceremonia). Después de eso fuimos a disparar armas de fuego y no sólo pistolas, también llegamos a disparar armas automáticas. Es una ciudad muy divertida donde puedes hacer de todo.

Después de tres días en Las Vegas nos alojamos una noche en Page. A la mañana siguiente fuimos a ver el «Antelope canyon«, sobre las 12 del mediodía, que es el mejor momento para ver como entra la luz por los recovecos creando unos efectos preciosos. Después pasamos por el Horseshoe, impresionante, y el lago Powell.

Otra de las paradas del viaje fue el parque Monument Valley, uno de los que más nos gustó. Es como estar dentro de una película del Oeste. También estuvimos en el parque nacional del Gran Cañón del colorado donde hicimos noche en el hotel Tovar, un histórico hotel decorado de forma rústica y muy bien situado.

Al día siguiente estuvimos disfrutando de las maravillosas vistas de este espectáculo natural y posteriormente nos dirigimos al West Grand Canyon dónde montamos en helicóptero para descender al río colorado. Finalmente caminamos por el famoso skywalk. Y de aquí tomamos rumbo a Los Angeles por la histórica ruta 66. Como ya nos había comentado Xavi la ruta estaba llena de moteles por lo que no hacía falta reservar con antelación. Llegamos a Kingman y allí pasamos la noche. Al día siguiente continuamos el viaje pasando por el pueblo minero fantasma de Oatman.

La última parada en EEUU fue en Los Ángeles, donde nos alojamos en el hotel Avalon, también un hotel muy bonito y con un buen servicio. Hicimos las paradas obligatorias como el paseo de la fama, el cartel de Hoolywood, etc. También hicimos una excursión muy divertida para ver las casas de los famosos. Aprovechamos para ver las playas de Santa Mónica, Venice beach y Fisherman village.

Después de los Ángeles dejamos el coche y pasamos la última semana en la Polinesia francesa para descansar y disfrutar de unos paisajes de belleza espectacular.

Nos alojamos dos noches en el hotel Royal Huahine (Te Tiare) en la preciosa y menos turística isla de Huahine. El hotel nos pareció perfecto, el trato fue inmejorable y muy cercano. Las cabañas no están en el pueblo, sino que se accede a través de un barco, pero esto no nos pareció ningún problema ya que cada hora hay un barco que te lleva y te trae. Además la tranquilidad del hotel es impagable y, al contrario que en otros sitios, nosotros no tuvimos ningún problema con los mosquitos. Hacer snorkel justo al lado de las cabañas es impresionante, es posible ver todo tipo de peces y corales. Nos hicieron muy cómoda la estancia, incluso en la noche de nuestro primer mes de casados nos reservaron para cenar la mejor mesa y la prepararon de una manera muy especial. Sólo tenemos buenas palabras para la gente que lleva este hotel. Hicimos una excursión combinada, por la mañana recorrimos la isla en 4×4, vimos paisajes espectaculares y aprendimos sobre la historia de la isla y la producción de vainilla. Después hicimos un picnic sobre el agua y realizamos actividades interesantes y divertidas como preparar cocos, aprender el baile tradicional, hacer una cesta de mimbre, ir a una granja de perlas, etc.

Los últimos 4 días lo pasamos en Bora Bora y qué decir de la joya del pacífico. Las vistas impresionantes y el hotel Four Season es sin duda uno de los hoteles de más lujo en los que hemos estado. Las cabañas sobre la laguna son sencillamente espectaculares, muy amplias y con una preciosa terraza privada. El personal es increíblemente atento y profesional, se esforzaron mucho en todo momento para que la estancia fuera inolvidable. Eso sí, no es tan fácil como en Huahine ver peces cuando haces snorkel cerca del hotel. Hicimos una excursión que nos recomendó Xavi y nos encantó.. Fue todo un acierto y desde luego nosotros también la recomendamos muchísimo. Vimos mantas rayas, nadamos con tiburones, buceamos por los preciosos jardines de coral y por el aquarium natural. Es un ecotour, por lo que se supone que el impacto en la naturaleza es mínimo, algo que es muy importante y siempre hay que tener en cuenta al hacer turismo. Fue sin duda uno de los mejores días del viaje, me apasiona la naturaleza, así que disfruté muchísimo con todo lo que vi, especialmente al nadar cerca de los inofensivos tiburones 🙂 Por cierto, la parte de los tiburones no era una de las paradas originales del tour, pero lo modificaron cuando al reservar dijimos que nos haría mucha ilusión ver a esos animales (¡muchas gracias!)

Hasta aquí la descripción del viaje 🙂 Espero que no nos hayamos extendido demasiado jeje, es que ha sido un viaje muy largo y hay muchas cosas que contar. La verdad es que ha sido un viaje inolvidable. Adjuntamos algunas fotos por si quieres ponerlas en el blog.
Un saludo

Carol y Alberto

 





25 de agosto de 2014

¡Buenas noticias!
A partir de ahora, en seleccionados aeropuertos de los Estados Unidos, incluidos 4 de los principales hubs a los que opera desde España  American Airlines- Dallas, Charlotte, Nueva York y Miami, se ha puesto en funcionamiento el Control Automatizado de Pasaporte (APC) para los países adheridos al programa de exención de visado – Visa Waiver, ESTA y residentes permanentes legales.

El APC (Automated Passport Control) está diseñado para que los ciudadanos de los 38 países con exención de visado puedan de manera rápida y fácil tramitar su entrada en el país a través de aduanas y protección fronteriza mediante la utilización de un mostrador autoservicio.

Este servicio es gratuito y no requiere registro previo ni subscripción. Los pasajeros pueden dirigirse directamente al mostrador APC de inmigración marcado en amarillo, en lugar de rellenar el formulario de inspección impreso.
Mas información en PDF adjunto:

Facilidad y rapidez en el aeropuerto EEUU

 

 





10 de julio de 2014

Las autoridades de Estados Unidos piden a las compañías aéreas su colaboración reforzando las
medidas de seguridad en los vuelos con destino  o embarque a EE.UU. a partir del 8 de julio de 2014.

Todos los dispositivos electrónicos, (móviles, tablets, portátiles, libros electrónicos, videoconsolas,
cámaras fotográficas, cámaras de vídeo, etc) que formen parte del equipaje de mano, deberán
obligatoriamente ir con las baterías cargadas en el momento del embarque.

Se recomienda a los pasajeros llevar sus cargadores de baterías en su equipaje de mano. Se podrá
cargar la batería del dispositivo en las salas de las zonas de embarque. Esto debe hacerse a más
tardar al finalizar el embarque del vuelo.
Para vuestra información únicamente: En el caso que en el momento del control se detecte que la
batería del dispositivo está descargada o defectuosa, el pasajero no podrá embarcar en el vuelo con
dicho dispositivo. El pasajero deberá volver a la zona de control. Esto puede provocar un retraso en
el vuelo.





27 de mayo de 2014

Hola Christian,

El viatge ha estat de molt bé, ens ha agradat molt el circuit que hem fet, els hotels de luxe, tots, però el millor el de Yosemite, pel lloc i la seva ubicació.
El cotxe va respondre bé i ha estat un viatge super còmode, conduir ha estat un plaer.
Amb els vols no hem tingut cap problema
Torno a agrair-te la teva dedicació en la preparació del viatge i la teva puntualitat en resoldre el conflicte q ens va sortir.
Podria ser que en l’hotel tinguessin un fallo en el sistema, però, la persona que ens va atendre es va posar super pesada explicant-nos lo de la referencia, i es clar, primer, no teníem ni idea de com es fan les reserves i segon no ens volia entendre per molt que li diguéssim i ensenyéssim que havia dues.
Amb el cotxe, el senyor q ens va atendre ens va obligar a agafar una altra assegurança, ja que deia que la que teníem no ens cobria la part de desperfectes que podríem  tenir durant el viatge
Potser ens va faltar estudiar mes l’assegurança que portàvem o demanar-te mes informació sobre el que portàvem contractat.
Així i amb tot ha estat un viatge fantàstic, fàcil, còmode i molt bonic i que serà molt temps recordat.
Moltes gràcies Christian per tot!
Atentament
Xaro

 





 
 

Xavi Fernández Viatges S.L. - B63494546 - Licencia de Agencia de Viajes mayorista y minorista. GCMD-178 IATA 782838-1
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona,Tomo 36556, Folio 200, Hoja 293597, Inscripción 1a