BLOG XFV

Archivo de julio de 2016

27 de julio de 2016

Viatge Japó – Bora Bora 3-22 Juliol 2016

El primer de tot volíem donar les gràcies a Xavi Fernández Viatges i especialment al Christian per la seva atenció i ajuda durant tota la preparació del viatge, es nota que són professionals i coneixen perfectament els destins.

En primer lloc vàrem visitar Kyoto, segurament un dels destins de Japó que més ens va agradar. Si vos agraden els temples disfrutareu. Des d´aquí també visitarem Nara i Arashiyama.

 

Després de tres nits a Kyoto, vàrem activar el Japan Rail Pass i partirem a Miyajima, no sense abans fer petites aturades a Himeji e Hiroshima. Simplement espectacular, tant l’illa com el Ryokan ón ens vàrem instal·lar.

Després d’una nit a Miyajima, el següent destí va ser Osaka, una gran ciutat.

La següent aturada va ser Takayama, petit poble situat als Alps Japonesos. Es pot recórrer amb un dia perfectament. Imprescindible visitar Shirakawago des de Takayama, una passada.

La darrera aturada a Japó va ser Tokyo, i tot i que ens va ploure molts de dies, ens va parèixer impressionant. L’ambient que se respira s’ha de viure qualque vegada a la vida.

 

Després d’estar tants de dies a Japó, creiem que el millor del viatge ja havia passat. Però només quan voles per damunt l’illa de Bora Bora des de Papeete  ja veus que viatges a un lloc especial.

La rebuda tant a l’aeroport de Papeete per la corresponsal com a Bora Bora et fan sentir que arribes a un lloc exclusiu. L’Hotel Le Meridien on ens vàrem allotjar és espectacular, i els Bungalows Overwater valen molt la pena.

Les excursions tant la del Safari 4×4 (ens va tocar en Santi, un home de Barcelona que fa uns anys viu allà, molt bé) com la de Snorkel molt recomanables. Sens dubte qualque dia repetirem, però la propera vegada visitant més illes de la Polinèsia Francesa.

Moltes gràcies!

Bernat I Jerónima





18 de julio de 2016
Primer de tot volem donar les gràcies al Xavi i al seu equip, des del minut 1 ens han tractat de meravella i amb molta professionalitat.
El viatge el vam fer a les Illes Maurici i va estar tot un encert, l’Hotel impressionant, tractats com a reis tots els dies, sempre amb molta elegància i amabilitat.
Totes les persones que treballen tant per l’Hotel com els tour operadors que et porten a les excursions, son gent que es deixen la pell perquè tinguis unes vacances de 10, en el nostre cas aquest varem s’ha quedat curs.

Recomanen de tot cor fer un viatge amb l’Agencia XFV, simplement espectacular. Gràcies per fer-nos sentir especials.

!Ens tornarem a veure segur!!!

Una Abraçada!!

Esther i Jose

 




13 de julio de 2016
Queremos compartir una gran noticia, hemos sido galardonados en los Premios Zankyou International Wedding Awards como una de las mejores agencias de viajes de novios de 2016.
ZIWA son los primeros premios en los que el reconocimiento lo otorgan otros profesionales del sector, bloggers expertos y parejas satisfechas con nuestro trabajo. ¡Estamos muy orgullosos de haberlo ganado!
Gracias a todos por vuestro apoyo y seguiremos trabajando para ofrecer lo mejor!!!




11 de julio de 2016
Iaorana.
Acabem d’arribar del nostre viatge de lluna de mel i volem compartir l’experiència viscuda. La planificació del viatge va començar un any i mig abans del nostre casament. En primer lloc vam haver de decidir el destí. Vam considerar destinacions de platja com les il
les Seychelles o les Maldives. Ara bé, quan vam veure la possibilitat de fer el combinat Nova York i Polinèsia Francesa vam tenir clar que era el nostre destí. A continuació vam demanar informació a diferents agències de viatge, moltes ens deien que era massa d’hora i que tornéssim a demanar informació més endavant. En canvi, l’agència Xavi Fernández Viatges ens va causar molt bona impressió des del primer moment perquè les opinions dels seus clients eren excel•lents i perquè coneixien el destí que havíem triat. Així que vam concertar amb ells una reunió. A la reunió ens va atendre el mateix Xavi qui ens va fer una proposta de viatge d’acord amb el destí escollit i el pressupost que disposàvem. I com va anar el nostre el viatge? Doncs bé, a continuació us farem un petit resum.
La primera parada del nostre  viatge va ser a Nova York. Vam estar tres nits a l’hotel The Tuscany molt ben situat a Manhattan. Durant aquests dies no vam parar. Vam fer un tour gratuït d’unes 4 hores per tot Manhattan, vam agafar el ferry que porta a Staten Island per veure l’estàtua de la llibertat, com no també vam anar de compres, vam veure l’obra She loves me a Broadway (volíem veure the Lion King però les entrades estaven exhaurides), vam caminar pel pont de Brooklyn i vam anar a sopar al River Cafe des d’on vam tenir l’oportunitat de gaudir d’unes vistes espectaculars de l’skyline de Manhattan per la nit.
L’altre destí del nostre viatge era la Polinèsia Francesa. El Xavi ens va recomanar visitar 3 tipus d’illa diferents: Tahaa, Bora Bora i Rangiroa. Per arribar-hi va ser necessari fer un munt d’hores d’avió des de Nova York a Los Angeles, de Los Angeles a Papeete (la capital de la Polinèsia) i de Papeete a Raiatea. De Raiatea a Tahaa ens van traslladar en vaixell.
Una curiositat
A l’illa de Tahaa vam passar tres nits a la pensió F. Aquesta illa es coneguda per la producció de vainilla. És una illa amb molta vegetació, si bé no disposava unes platges molt boniques (per gaudir de la platja és necessari que et portin als motus que són illes de sorra i palmeres que formen un anell exterior al voltant de l’illa). Tot i ser l’estació seca, el temps tampoc ens va acompanyar gaire i vam tenir un temps bastant ennuvolat. En aquesta illa ens va sobrar una nit, ja que per culpa del temps ens va costar contractar activitats i se’ns van fer els dies massa llargs. Tot i això, vam visitar una granja de perles, vam anar a un motu on vam poder fer snorkel, vam prendre el sol, ens van ensenyar a obrir cocos i vam fer un recorregut en cotxe per l’illa.
La següent illa que vam visitar va ser Bora Bora que està únicament a 15 minuts en avió de Raiatea. En aquesta illa vam passar tres meravelloses nits allotjats a un overwater de l’hotel Intercontinental Thalasso Spa. Què podem dir d’aquest hotel? Doncs simplement que era espectacular (l’atenció del personal, les instal•lacions, les vistes, etc.). Vam tenir l’encert de seleccionar un hotel situat al motu, ja que són els més bonics (i també els més cars), així com el règim de mitja pensió. Seguint el consell del Xavi vam contractar dues activitats: un 4×4 per l’interior de l’illa i l’excursió  per fer snorkel. També vam anar una nit a sopar al restaurant Bloody Mary i ens va encantar. Un restaurant que té el seu encant ja que el terra és de sorra de platja i el menú te l’expliquen a l’entrada on tenen exposats els peixos perquè n’escullis el que vulguis.
Els dies a Bora Bora van passar tan ràpidament que quan es vam donar compte ja estàvem dins l’avió camí a Rangiroa.
En aquesta illa es vam allotjar durant tres nits a una villa amb piscina privada de l’hotel Kia Ora. No era el luxe de Bora Bora però també ens va agradar molt. Seguint les indicacions del Xavi vam visitar una granja de perles en la qual vam adquirir unes perles negres amb un preu ajustat al nostre pressupost i també vam fer dos excursions. L’excursió del blue lagoon en la qual després d’una hora de vaixell vam arribar a un llac de color blau turquesa que semblava el paradís i a on vam passar el dia, vam donar de menjar als taurons i també vam fer snorkel. L’altre excursió va ser la del reef island i ens van portar a veure un escull, a donar de menjar els taurons, a veure dofins i a fer snorkel.
La última parada del nostre viatge va ser a Papeete en què vam passar la nit a l’hotel Tahiti Nui per tal de poder descansar i agafar forces per la pallissa dels viatge de tornada en avió. A Papeete vam aprofitar per sopar a les Rulots, visitar el mercat i dinar al restaurant Souffle on vam gaudir d’un menjar exquisit.

Maururu Xavi per organitzar-nos el millor viatge que mai hem viscut.

Araceli i Albert




5 de julio de 2016
Hace días que regresamos y me faltaba escribir mi post sobre mi estancia y experiencia en estos dos magníficos hoteles de Vietnam.
El hotel Con Dao , está en la isla de Con Dao y es un 5 estrellas de diseño contemporáneo y refleja la esencia de un pueblo pesquero tradicional.
Hotel con pocas habitaciones, tranquilo, con piscina en cada villa, algunas dúplex, en donde te mueves en bicicleta, con varios restaurantes buenísimos todos, espacio de helados (característico de los six senses) y con múltiples actividades : snorkling, trecking, visita al pueblo y su puerto y mercado, diving y un fantástico spa que tuvieron la gentileza de regalarnos .
La verdad es que es para estarse 4 /5 noches perfectamente y como fin de viaje por Vietnam es una magnífica opción. Ha sido reconocido como uno de los mejores lodges ecológicos del mundo por National Geographic traveler.
El  Six senses  Ninh Van Bay, es también un hotel magnifico. Muy diferente del otro en su arquitectura, pero respira el mismo ambiente ecológico, de sostenibilidad, servicio súper profesional y sobre todo de relax. Se llega hasta allí en una barca propia del hotel desde Nha Trang, una de las zonas de playa más importantes de Vietnam.
Antes de tomar el barco, comimos en el hotel Six senses Ana Mandara Resort en la misma playa de de Na Trang  . Un 4 estrellas perfectamente situado para las personas que quieren un poco mas de ambiente en su destino de playa. El hotel es un oasis entre los enormes edificios que hay alrededor con buenas habitaciones, dos piscinas y un restaurante muy correcto.
El Nin Van Bay es un resort Con villas frente al mar todas con piscina, o en las colinas es un hotel con una magnifica playa, con snorkling allí mismo, con unas instalaciones súper bonitas y un servicio impecable. Una de las habitaciones fue premiada hace un par de años como la más  bonita del mundo. La vimos y la verdad es que es espectacular.
Excepto en el último trimestre del año que suele llover, es ideal el resto del año, por lo que para los viajes de julio y agosto es una muy buena opción de final de viaje para acabar con relax y playa .
Nos hicieron un taller de cocina vietnamita que comimos y preparamos al lado del huerto orgánico que tienen todos los Six senses, y la experiencia fue muy divertida. Las cenas fueron también muy buenas, siendo el último día un bufet vietnamita fantástico.
Las habitaciones grandes, con ducha interior y exterior, bañera y todas las comodidadess ¡
La conclusión es que son dos hoteles muy diferentes pero únicos. Cualquiera de los dos estoy segura que son unas buenísimas opciones y de verdad que los recomiendo muchísimo.

Os recordamos que tenemos muy buen trato con estos hoteles y las condiciones inmejorables. Además con el receptivo de Myanmar y Vietnam podemos organizaros un viaje por esas tierras que jamás olvidareis. Como yo!!!!

Lourdes Espinós

l.espinos@xfviajes.com





1 de julio de 2016
Hola Alicia
Vamos a intentar resumir un poco todas nuestras experiencias y emociones, que no son pocas.
Para comenzar pedimos un traje a medida y lo obtuvimos con el mejor género.
Llegamos a Australia con grandes expectativas, y todas se quedaron pequeñas comparadas con la realidad.
Nuestro primer destino fue Kangaroo Island, lugar imprescindible para visitar en Australia.
Fauna en estado salvaje en una isla de unos 4.400 Km2 y aproximadamente 4000 habitantes.
De la mano de nuestra guía en español Elsa , descubrimos Leones marinos, focas, koalas, wallabies, canguros, pelicanos , … pero se nos resistió el equidna.
Sin habla nos dejaron las Remarkable rocks.
Paseos por los bosques de eucaliptos, atardeceres en las playas de la isla con un buen té, chocolate y bizcocho.
Tuvimos mucho frio, agua, sol… pero el recuerdo es solo uno, IMPRESIONANTE.
Nos despedimos de la Isla y volamos a Melbourne.
Nos sorprendió que a pesar de la gran población que tiene, es una ciudad tranquila, que te acoge sin estresarte.
Tuvimos la suerte de llegar un miércoles, y así disfrutar del Night Market. En el mismo mercado de la ciudad hacen una fiesta con puestos de diferentes de comida (vietnamita, hindú, española, japonesa, mejicana…), bebida y conciertos en directo. La vuelta al hotel la hicimos a pie y pudimos disfrutar de la ciudad de noche, y las  vistas desde el otro lado del rio Yarra.
Imprescindible las vistas desde el piso 88 y casi 300 metros de altura de la torre Eureka, son espectaculares.
Viajamos hasta Philip Island para ver a los pingüinos azules regresando a la costa con la puesta de sol. Es un espectáculo que debe grabarse en la retina, ya que está prohibido hacer fotos y video para proteger la frágil vista de los pingüinos.
Al día siguiente  hicimos la Great Ocean Road, magnificas vistas del Océano hasta llegar a los 12 apóstoles.
Descubrimos que al comienzo de la Great Ocean Road existe un monumento en homenaje a los soldados de la Primera Guerra Mundial que a su regreso de la guerra, construyeron la carretera. El tiempo no nos quiso acompañar, el viento y la lluvia casi nos impidió bajar del autobús, pero por esa misma razón lo vimos en su estado más agresivo y las fotos quedaron espectaculares.
Sydney.
Quizás por sermás conocida a través de los medios, nos sorprendió menos que Melbourne.
Pudimos disfrutar del espectáculo de luces sobre el teatro de la Opera y la Bahía que se realizaba en esas noches. Toda una fiesta.
Desde el hotel  teníamos una vista privilegiada de la Bahía que nos permitía ver todas las noches los fuegos artificiales.
Hicimos una excursión para ver ballenas, y aunque al final se resistieron un poco conseguimos ver alguna, sorprendiéndonos con algún salto y pasando bastante cerca del barco. Merece la pena, lo pasamos estupendamente.
La mañana que hicimos recorrido por la ciudad también visitamos la famosa playa de Bondi, muy bonita aunque parece más pequeña que cuando se ve en televisión.
Otro día nos dirigimos a ver las Blue Mountains, muchos kilómetros de autobús y muchas horas de excursión que no nos permitió disfrutar mucho de las montañas.  Era una excursión contratada en español para poder apreciarlo todo al máximo. La guía que nos recogió en el hotel no hablaba español y los Ipod facilitados para explicación en castellano hablaba más de Sydney que de las montañas. Teníamos la comida incluida en un restaurante, pero aconsejamos mejor lo que hizo el resto del grupo, que se les proporcionó unos bocadillos y un mapa para hacer una ruta de senderismo por la zona. Ellos sí pudieron disfrutar la excursión.
Ayers Rocks.
Estuvimos dos noches, y nos supo a poco.
La noche que llegamos ya tuvimos el espectáculo de Field of Ligths en las cercanías del Uluru, con cena en el desierto y amenizada con el didgeridoo. La cena buenísima en al que pudimos saborear la rica carne de canguro, y vinos australianos. Sin duda , esto no se puede perder, y de ninguna manera se olvida ese campo de luces de colores a pesar de que nuestra cámara no nos permitió realizar alguna foto.
Al día siguiente, descubrimos el Uluru en todo su esplendor y magnificencia.  El atardecer…, precioso incluso nos permitió fotografiarlo con algo de lluvia y arco iris. No podemos pedir más, ¡si hasta brindamos con otro vino espumoso australiano y pan mojado en aceite y semillas de la zona!
Último día, madrugón! Nos vamos a ver amanecer en el Kata Tjuka . Las Olgas.
De nuevo preciosos cambios de luz, y a pesar que hay muchísima gente, todos respetamos el momento en gran silencio.
Cairns.
Llegamos de noche y marchamos de madrugada. No lo conocemos, eso sí, cenamos estupendamente en un local dónde, para no variar, los australianos hicieron gala de su amabilidad y paciencia con unos españoles que apenas nos hacemos entender en inglés.
Nos recogen  para hacer un crucero de dos noches y tres días de buceo en la barrera de coral.
Magnifica experiencia, y recomendable para todo el que quiera disfrutar el coral de cerca.
Íbamos 32 personas de buceo, más la tripulación. No se puede llevar mucho equipaje porque los camarotes son lo justo para la cama. Hay 8 baños en el buque. Pero se está a gusto, excepto para sentarse a comer que no hay sitio en la mesa parta todos.  Pero desde la cubierta superior se come estupendamente disfrutando las vistas.
Hicimos 11 inmersiones en total, incluidas dos nocturnas. En este crucero las inmersiones fueron muy sencillas, los corales muy bien conservados, mucha y variada fauna (tiburones arrecife, tortugas, morenas, napoleón, ….)
El material proporcionado es de muy buena calidad, los trajes son cortos, pero para los que sean frioleros como nosotros y quieran disfrutar de todas las inmersiones, aunque el agua estaba a 26º, es mejor llevar un traje largo. La comida servida a bordo está muy rica, y abundante.
No olvidéis la Biodramina.
Thala Beach.
¿Qué mejor sitio para eliminar nitrógeno, que hospedarse en plena jungla?
Relax garantizado, playas privadas, empleados del hotel encantadores, buena comida ….
Un día fuimos hasta Port Douglas, pensando que era otra cosa, no merece la pena. Aunque aprovechamos para darnos un baño en su playa con aviso de “Peligro cocodrilos”.
Hicimos una excursión de 11 horas en la que visitamos Rio Daintree, con un pequeño crucero de 30 minutos en el que pudimos ver algún cocodrilo y una pitón diamantina.
Luego nos dirigimos a Mossman Gorge, en el trayecto avisan de que se pueden cruzar casuarius…, y es cierto! Se nos cruzaron varios.
Al llegar  Mossman paseamos un poco por la zona viendo las cascadas y con explicación de un aborigen sobre alguna de sus costumbres. La zona es preciosa y digna de visitar.
Para nuestro gusto demasiado deprisa ya que no pudimos disfrutar del baño en la Garganta de Mossman ni de la tirolina.
En esta excursión teníamos comentarios en español vía GPS, que funcionaron muy bien hasta la comida, pero a partir de ahí,  todo lo de Mossman no hubo ninguna información en español.
En resumen, VIAJE ESPECTACULAR E INOVIDABLE .
La buena organización del viaje nos permitió disfrutar de todo y de cada instante sin preocupaciones.
Cesar y Rosa Maria




 
 

Xavi Fernández Viatges S.L. - B63494546 - Licencia de Agencia de Viajes mayorista y minorista. GCMD-178 IATA 782838-1
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona,Tomo 36556, Folio 200, Hoja 293597, Inscripción 1a