BLOG XFV
21 de septiembre de 2012

Ia orana Xavi.

Como hablábamos el otro día te paso a comentar nuestras experiencias de la luna de miel.

Teníamos muchas dudas respecto a dónde ir en nuestro viaje de novios, y desde luego que en las agencias de viajes habituales no nos estaban ayudando. Hablando con un primo mío acerca de la boda, me habló de su luna de miel, y nos convencimos totalmente de ir a la Polinesia Francesa, recomendándonos la agencia Xavi Fernández Viajes, todo un acierto, ha sido todo comodidad y buen trato contigo, muchas gracias Xavi.

Como el viaje nos parecía una pesadez de horas, decidimos parar en Los Angeles un par de días a la ida y otros tantos a la  vuelta.
De Los Angeles nadie nos había hablado maravillas, pero es una ciudad que hay que visitar, por la experiencia, y para vivir la magia del cine y la televisión. Nuestro hotel estaba en pleno Downtown, donde nos atendieron de maravilla y felicitaron nuestro reciente enlace con una botella de Champán y cestita de frutas. Tras el par de días viendo Beverly Hills, Santa Monica, Venice Beach o Rodeo Drive, tocaba el fuerte del viaje, pues partíamos a Tahití.
Nuestro paso por esta isla «capital» fue un tanto anecdótico pues tan solo pasamos una noche en el Sofitel de Papete para por la mañana tomar un vuelo a Huahine. Aquí entramos en contacto con la amabilidad de estos isleños, y pudimos disfrutar de una copa escuchando música local en el bar de la piscina, un ambiente muy agradable. Nos hemos ido con pena de allí y no pasar algo de tiempo viendo la isla.

La siguiente parada era Huahine,

 isla que nos encantó, donde pasamos unos días increibles disfrutando del complejo Te Tiare Beach. Fueron todo atenciones, desde la recepción, las comidas, los traslados, e incluso a la hora del check-out, cuando se portaron fenomenal extendiendo nuestra estancia hasta enlazar con nuestro vuelo. Es sin duda el hotel que más nos gustó, con un ambiente muy familiar, que también respiramos en el resto de actividades. Por ejemplo un día hicimos un tour en barco alrededor de la isla, muy recomendable, como estar entre amigos, compartiendo coco, zumos, una comida típica de pescado crudo sentados en el agua cristalina de una playa, visitar la granja de perlas, y conocer el entorno de la isla. Otro de los días aprovechamos para dar otra vuelta en moto de agua, y fue cuando vimos por vez primera las rayas, otra gran experiencia para el recuerdo.
Ya en Bora Bora, dedicamos 4 días a disfrutar de un bungalow «over-water» del Hotel Hilton, con las impresionantes vistas a las aguas cristalinas, el lujo de todo el resort, y su SPA en lo alto de la colina, en el que pasamos unas horas de cuidados y relax. Sí es cierto que en esta isla hay mucho más turista, aunque a nosotros no nos pareció excesivo en absoluto, además se nota que la oferta de actividades y entretenimientos es muy superior. La salida para hacer snorkel en los corales, nadando en busca de mantas, o incluso tocar las rayas, así como montar en «aquabike» hicieron redonda nuestra estancia en esta isla paradisíaca.
De vuelta a L.A. pasamos un día soleado en Disneyland, disfrutando como críos de sus espectáculos, atracciones en este lugar tan mágico.

Ya solo quedaba enfrentarse a los últimos vuelos, y el peor sindrome postvacacional que he tenido nunca, pues el viaje ha sido un sueño hecho realidad, y no queríamos volver ninguno de los dos.

Muchas gracias por todo, un saludo.
Andoni

Deja un comentario

 
 

Xavi Fernández Viatges S.L. - B63494546 - Licencia de Agencia de Viajes mayorista y minorista. GCMD-178 IATA 782838-1
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona,Tomo 36556, Folio 200, Hoja 293597, Inscripción 1a