BLOG XFV

Archivo de enero de 2017

27 de enero de 2017

Hola Alicia
En principio de nuevo daros las gracias A ti y a todo el equipo por haber preparado para nosotros unas vacaciones que nunca olvidaremos. Mil gracias por ayudarnos y estar pendientes de cada detalle.

Aunque tarde… aquí te mandamos nuestra maravillosa experiencia en el viaje que nos preparasteis, no es para el blog, porque es muy largo, pero así tú puedes conocer todos los detalles, y transcribir en el blog la parte que quieras:

FIJI: UN PARAÍSO. las playas, la arena, los colores, el agua cristalina…. un paraíso. Pero lo mejor, su gente, su cultura… su sonrisa.



 VIWA

10 habitaciones y un edificio común que hace las veces de recepción-tienda- comedor- bar- sala de juegos- biblioteca etc. ¡y todo en la misma playa…paseando por la arena!

Ya la llegada es sorprendente. El desembarco es en la playa directamente y desde lejos escuchas los cantos que te regalan los empleados del hotel esperando para recibirte en la orilla de la playa. Son canciones fijianas, y aunque no conoces el idioma, sabes que hablan de bienvenida y de agradecimiento por ir a su “casa” .. te las cantan sonriendo, pero sonriendo de verdad.

Este hotel es totalmente distinto a lo que habíamos visto hasta ahora; tanto por el número de habitaciones como por el trato al huésped, y sobre todo por la forma de ser de los empleados que allí trabajan. Esas personas no están contaminadas por propinas o cosas así (no entienden el concepto de propina, ellos hacen su trabajo con una sonrisa sin buscar nada más de ti y eso es genial)

Durante el día puedes hacer alguna actividad en común con tus escasos vecinos; un partido de voley-playa clientes contra empleados, excursión al arrecife o la aldea cercana, ir de pesca y cenar lo que hayas conseguido… Todo son actividades de cortesía. En ningún caso tienes la sensación de la típica excursión de resort con gente que no vuelves a ver aunque estén alojados junto a ti.
O simplemente puedes disfrutar de la tranquilidad de una playa desierta.

Algunos detalles de lo especial que es este sitio:
Sabes el nombre de casi todos los clientes y de los empleados, y eso es algo muy raro para nosotros, pero es que este sitio y su gente es tan cercano, incluso hay un día, el domingo, en que para su cultura es importantísimo comer en familia, y en el restaurante hacen una mesa común para todos, incluido el dueño, algunas personas del staff y los clientes.

El día que nos íbamos, todo ese equipo de VIWA fue a despedirnos, a mi mujer le cantaron una canción especial de despedida que le encantaba, y al ver que lloraba cada uno le dio un abrazo… incluso desde el hidroavión cuando nos íbamos veía como seguían despidiéndonos desde la orilla (te envío la foto.)

MATAMANOA : El hotel es más lujoso, la villa maravillosa con tu piscina y la camita exterior para la siesta viendo en mar… y te separa de la playa una pequeña escalera. Genial el detalle de la ducha exterior para cuando vuelves de la playa.

En este hotel ganas en lujo y confort, pero pierdes esa sensación de “cariño” que te regala la gente de VIWA

La única crítica que se puede hacer a este hotel son los tiempos para las comidas. Pides lo que quieres y te lo dan en “fiji time”, y os aseguro que los minutos fijianos son muy distintos a los minutos que conocemos. (jijiji)

El snorkel espectacular, langostas, peces ángel , mariposas, tiburones ….
Un detalle: desde el hotel ves la isla en la que se rodó naufrago

En los 2 hoteles, y al parecer en la mayoría de Fiji, los coros formados por personal del hotel son habituales cada día. El de Matamanoa se ve más profesional y con mayor calidad en las voces; pero el de Viwa tiene un encanto muy muy superior.

Un fuerte abrazo y de nuevo, mil gracias

Javier y Miren





19 de enero de 2017

Hola Nuria, aunque estemos a mediado de enero…¡Feliz Año!
Desde que volvimos de Argentina estas semanas han transcurrido muy rápido y no hemos tenido la oportunidad de dedicar un momento para escribirte unas líneas y decirte lo fantástico que fue nuestro viaje de principios de Diciembre.

Que Argentina es un país fantástico es algo que ya sabemos, pero cuando dispones de poco tiempo y quieres ver muchas cosas, la organización es fundamental y eso es algo que os queremos agradecer, porque han sido 14 días muy intensos donde no hemos perdido, ni un solo instante. Nos hemos sentido muy bien atendidos en todo momento, los transfers y los guías han sido impecables.
También queremos agradecerte la excelente elección de los hoteles que nos habéis recomendado.

Una gran idea, aunque inicialmente parezca cansada, es el enlace directo de desde Buenos Aires a Iguazú nada más llegar, porque así se aprovecha mucho mejor el tiempo y después ya puedes dedicarte a conocer Argentina de norte a sur.

El hotel Das Cataratas en la parte brasileña no solamente es buenísimo, lo mejor es la sensación de estar

 

‘’solo’’ frente a la maravilla de las cataratas, cuando la gente se va del Parque Nacional, puedes quedarte y disfrutar privadamente del paisaje, las vistas, el impresionante ruido constante del agua… una sensación única!

 

En Buenos Aires hicimos, además de la ruta habitual, un par de visitas, yo diría que casi imprescindibles: la librería El Ateneo, situada en un antiguo teatro rehabilitado y el Zanjón de Granada, en el barrio de San Telmo, una mansión de principios del siglo XIX, reconstruida, descubierta accidentalmente en 1985 cuando estaba a punto de convertirse en un

restaurante y cómo no, seguir tus consejos de saborear una pizza de Guerrín y tomar un café en Café Tortoni.

Todas las excursiones que nos organizaste alrededor de Salta fueron un gran descubrimiento, donde la naturaleza y el paisaje te puede y te gana, en mi opinión muy sorprendente, no imaginaba que pudiera gustarnos tanto. Terminar esta parte del recorrido en un fantástico hotel Los Patios de 

Cafayate, rodeado de viñedos, se merecía todo un brindis!!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

    Y por fin, el Perito Moreno, no voy a decir nada nuevo, nada que no se haya escrito ya, está claro que es una maravilla que la naturaleza nos regala, es único y todos hemos visto miles de fotos y videos, pero hasta que no lo ves, no te das cuenta de la dimensión y la fuerza que tiene.
Y como curiosidad, nos encontramos con otra pareja de Madrid que vive en Cambridge y organizaron su viaje también con vosotros, nos reímos mucho por la coincidencia, el buff nos delató!! y compartimos un crucero único para ver los glaciares Upsala y Spegazzini del Parque Nacional de los Glaciares de El Calafate.

En resumen, te envío algunas fotos que reflejan la alegría de nuestro viaje, que creemos que es la palabra que lo define mejor.
Muchas gracias por hacerlo posible, nos veremos seguro para próximos destinos!
Carla, Xavi, Ramón y Teresa.





12 de enero de 2017

¡Hola Christian!

Disculpa la tardanza en mi respuesta, quería tomarme un poco de tiempo en escribirte como nos fue el viaje y no solo escribirte “todo bien, gracias” :)

El viaje todo bien, nos gustó muchísimo. Íbamos con las expectativas muy altas e incluso así, el viaje las superó de sobra. Todo el viaje fue espectacular: cultura, paisajes, comida, monumentos, el onsen, experiencias nuevas…Vimos Geishas en Kyoto e incluso vimos una boda tradicional en un templo en Tokio.

 

No tuvimos ningún problema con los trenes y buses, estaba todo muy bien indicado en inglés. La verdad es que nos fue muy bien lo que dijiste de sacar todos los tickets el primer día que pedimos el Rail Pass.  Disfrutamos mucho el viaje en tren en general, y en particular con el Wide Hida por las montañas, ya empezaban a verse los cambios de colores en los árboles y con esos ventanales tan grandes, las vistas eran preciosas.

 

Lo único que, ahora que ya tengo la experiencia del viaje, si volviera a hacer el mismo recorrido, le quitaría dos días a Tokio tranquilamente (me pareció que con 2-3 días en Tokio es suficiente) y se los pondría a cambio a la zona de las montañas (Tsumago).

 

Desde luego lo mejor del viaje los Ryokanes, la experiencia de entrar a tu habitación, ponerte tu quimono y prepararte un té verde antes de dormir en el futón, no tiene precio de verdad XD. El trato exquisito y muy cercano. Nos gustaron mucho los tres, pero si tuviera que quedarme con uno sería el que nos recomendaste de Miyajima. El baño era todo de madera y se podía oír el río desde la bañera. El trato muy amable y comimos para la cena un pescado con salsa de soja y azúcar, que es lo mejor que hemos probado en mucho tiempo.  

 

Respecto a las dudas que teníamos de si merecía la pena tantas horas de viaje para ir a Tsumago. Pues sí, nos mereció la pena y eso que hicimos los dos recorridos en bus a todo llover. Justo cuando llegamos paró y tenemos unas fotos con niebla levantándose preciosas. El ryokan no es tan lujoso quizás como el de Miyajima (por el baño compartido más que nada) pero a la familia que lo lleva hay que darle un 10 en cuanto a trato al cliente. El propietario, un señor mayor encantador, hablaba en español porque había vivido algunos años en Europa. Fue un puntazo que precisamente en Tsumago me encontrara a alguien que hablase en español.

 

Sí tuvimos un problemilla con el de Takayama  porque al ir a pagar nos dijeron que teníamos que abonar 6400 yenes adicionales porque habíamos escogido habitación de no fumadores. Les dije que no lo íbamos a pagar por el momento y que en todo caso lo aclararíamos con la agencia después, ya que 1o) en teoría teníamos todo pagado, y 2o) no nos preguntaron al llegar si queríamos habitación de fumadores o no fumadores. Si hubiéramos sabido que la habitación de no fumadores suponía un sobre cargo, evidentemente no la habríamos escogido.

 

Y sí, el ultimo día nos asustamos un poco porque no podíamos hacer el checking con Lufthansa. Decía el aviso que o no estaba la reserva bien hecha, o que por horario quizás era muy pronto o que quizás sencillamente no se podía. Para un vuelo tan largo nos pareció muy raro. Empezamos a pensar que estábamos calculando mal el día o la hora (justo la noche de antes se había hecho cambio a horario de invierno en Europa). Finalmente, lo que pasó es que no volábamos directamente con Lufhtansa sino con otra compañía japonesa, también de Star Alliance, y por eso no se podía. Encontramos penoso por parte de Lufhtansa, que con el nivel de informatización que hay hoy en día, no sean capaces de dar un aviso claro de que el checking no se puede hacer por ese motivo, y dejen al usuario pensando durante horas que la reserva a lo mejor no está hecha…

 

Te paso algunas fotos del viaje. Lo dicho, muy contentos con el viaje, nos llevamos un recuerdo para toda la vida y pensamos volver alguna vez.

¡Saludos!

Beatriz





 
 

Xavi Fernández Viatges S.L. - B63494546 - Licencia de Agencia de Viajes mayorista y minorista. GCMD-178 IATA 782838-1
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona,Tomo 36556, Folio 200, Hoja 293597, Inscripción 1a